Desde el otro lado del Río de la Plata llegan noticias que pueden traer un nuevo conflicto en el país. El presidente uruguayo, José Pepe Mujica, viajó a Finlandia para cerrar un acuerdo comercial con UPM, ex Botnia, con el fin de levantar una nueva fábrica de celulosa, tras el conflicto que mantuvo Uruguay y la Argentina y que se resolvió varios años después en La Haya.

LEÉR MÁS  Maduro fue reelecto en Venezuela

”Vamos a iniciar las negociaciones para la posible instalación de una papelera en una zona deprimida del país” informó Mujica poco antes de tomar un vuelo hacia Europa. Este martes se reunirá con los máximos directivos de UPM y con posterioridad lo hará con otros empresarios finlandeses con inversiones en Uruguay.

A diferencia de la primera pastera, esta planta por la que Mujica planea seducir a los inversores escandinavos estaría situada al norte, cercana a la frontera con Brasil. ”Vendría muy bien una inversión de este tipo para generar trabajo de calidad”, defendió Mujica su proyecto.

LEÉR MÁS  Kim Jong-un prepara su desnuclearización

La pastera Botnia representó en su momento la mayor inversión privada en Uruguay, con 1800 millones de dólares. El conflicto por la instalación se resolvió favorable a aquel país en la Corte de La Haya, pero puede reavivarse ya que autorizaron a dicha empresa a aumentar su producción anual, algo rechazado por el gobierno argentino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here