Según informes, EE.UU. ha desarrollado un misil hipersónico como parte del desarrollo de la tecnología hipersónica del Pentágono.

De momento el Ejército de Estados Unidos tiene previsto usar estos misiles con cargas convencionales en lugar de nucleares, en medio de una intensa carrera armamentista con China y Rusia, sostiene un artículo del portal británico Internacional Business Times.

Los nuevos misiles, sugiere la información publicada el 13 de abril, alcanzan velocidades de entre 5 y 10 Mach, lo que los hace prácticamente indetectables por los radares enemigos. Los ingenieros de varias compañías estadounidenses que desarrollan estas armas todavía están trabajando en tecnologías del control en vuelo y maniobras de evasión.

LEÉR MÁS  Irak anunció que venció al Estado Islámico y finalizó la guerra

La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA, por sus siglas en inglés) ha gastado más de 34 millones en proyectos de aviones y armas hipersónicas capaces de superar la velocidad de 5 Mach y más velocidades del sonido.

Nuevos temores nucleares

En un artículo titulado ‘El problema con los misiles hipersónicos del Pentágono’, publicado por el portal Defense One, se estudian tres proyectos hipersónicos: el Falcon Hypersonic Technology Vehicle 2, un programa de Lockheed Martin, el Hypersonic Air-breathing Weapon Concept, de Raytheon, y el Tactical Boost Glide, que se desarrolla conjuntamente por Raytheon y Lockheed.

LEÉR MÁS  Europa no reconocerá a Jerusalén como capital israelí

El portal indica que aunque el mando militar estadounidense prevé usar los misiles hipersónicos dotados con ojivas convencionales, su aparición podría desencadenar la producción y el desarrollo de nuevas armas nucleares por parte de otras dos superpotencias nucleares: Rusia y China.

Las preocupaciones rusas y chinas se centran en que los misiles hipersónicos permitirían a EE.UU. lanzar armas nucleares capaces de atacar objetivos a distancias más largas, en menos tiempo que los misiles balísticos convencionales, y que se mueven a tal velocidad que los actuales antimisiles y aviones de combate no podrían interceptarlos, indica Defense One.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here