La mandataria se reunió esta mañana en el salón Montt Varas del Palacio La Moneda con el gabinete en pleno e invitados de todos los sectores políticos, entre ellos el presidente del partido derechista Renovación Nacional (RN), Carlos Larraín, y firmó la iniciativa, que ingresará mañana al Congreso.

Bachelet explicó que con esta reforma se espera recaudar 8.200 millones de dólares, que tendrán como fin, entre otros puntos, impulsar la reforma educativa, otro de los planes prometidos durante su campaña.

El proyecto propone un aumento gradual de 20 a 25 por ciento al impuesto a las empresas y eliminar el decreto ley 600, que es un contrato mediante el cual se fijan condiciones para las inversiones extranjeras en el país.

También busca reducir de 40 a 35 por ciento el impuesto a la renta que pagan las personas que se ubican en el mayor tramo imponible, reducción que no se hará extensiva para la presidenta, los ministros y subsecretarios.

LEÉR MÁS  Venezuela: Maduro y la oposición se abren al dialogo

El proyecto propone un aumento gradual de 20 a 25 por ciento al impuesto a las empresas y eliminar el decreto ley 600, que es un contrato mediante el cual se fijan condiciones para las inversiones extranjeras en el país Además, establece una serie de medidas para fomentar el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas entre las cuales destaca un mecanismo de depreciación instantánea, que permitirá que las firmas descuenten de sus impuestos las inversiones que realicen dentro del primer año, lo que podrá ser imputado tanto a la empresa como a los socios de ésta, reseñó el diario santiaguino La Tercera.

LEÉR MÁS  Italia busca aprobar la Ley de Eutanasia

La iniciativa, que el gobierno chileno espera esté aprobado antes de fin de mayo próxmo, incluye una serie de impuestos que buscan proteger el medio ambiente como, por ejemplo, iniciativas que graven las emisiones de fuentes fijas.

También propone elevar el impuesto de timbres y estampillas, que grava los créditos hipotecarios, de 0,4 a 0,8 por ciento, y aumentar el impuesto a las bebidas alcohólicas y a las analcohólicas con azúcar.

Durante la ceremonia, la jefa del Estado señaló que ”se está dando inicio a una de las reformas más importante del Gobierno, junto a la reforma educacional y la nueva Constitución, que son los pilares con los que queremos impulsar las transformaciones que conduzcan a un Chile mejor y para todos”.

LEÉR MÁS  Gran Bretaña acusa a Alemania y Francia de frenar las negociaciones con la UE

”La reforma tributaria es necesaria y tiene un sentido de largo alcance; no se trata sólo de recaudar más recursos para hacer más cosas. El sistema tributario es uno de los instrumentos que tiene Chile para impulsar aquellas condiciones que requiera el desarrollo de una democracia, equidad y creación de riqueza”, explicó Bachelet.

Esta reforma apunta también, agregó la mandataria, a ”introducir nuevos y más eficientes mecanismos al ahorro y a la inversión”.

En el acto, Bachelet hizo un llamado especial a las micro y pequeñas empresas para que ”estén tranquilas”, puesto que ”el 95 por ciento de las empresas que pagan impuesto a la renta, estos cambios no les afectan”.

”Muy por el contrario, la mayoría de ellas se verán beneficiadas con esta medida”, amplió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here