Mega Star Enterprises Inc, la sociedad offshore vinculada a Lionel Messi y su padre Jorge que salió a la luz con los Panamá Papers, recibió un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) emitido por la unidad antilavado de Panamá a principios del año pasado, pese a que en abril del 2016 la familia aseguró que estaba “totalmente inactiva”.

Una nueva filtración de documentos del estudio Mossack Fonseca compartidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación evidenció que la sociedad siguió vigente pese a que se anunció lo contrario.

Los Messi comenzaron los trámites para adquirir Mega Star Enterprises en junio del 2013, justo un día después de que recibieran una denuncia en su contra de la Fiscalía de Barcelona.

LEÉR MÁS  Caminó 32 km para no llegar tarde y el jefe le regaló algo increíble

Tres años más tarde, el jugador y su padre fueron condenados por haber utilizado un entramado de firmas pantalla en Belice, Uruguay, Reino Unido y Suiza para evadir el pago de impuestos por la explotación de sus derechos de imagen.

Messi fue condenado a 22 meses de prisión en suspenso y 2,1 millones de euros de multa por defraudar al fisco entre 2007 y 2009.

La sentencia fue confirmada por el Tribunal Supremo en mayo de 2017, aunque al padre se le rebajó la pena de prisión a 15 meses y la multa a 1,4 millones de euros.

La compra de Mega Star Enterprises por los Messi se concretó a fines de 2013 y quienes figuraron en la escritura fueron los directivos provistos por Mossack Fonseca, que actuaron como testaferros en los documentos del Registro societario de Panamá.

LEÉR MÁS  Video: un policía disparó a través del parabrisas para frenar una persecución

Dos años más tarde ante la exigencia de la nueva legislación panameña, las acciones pasaron a ser nominativas y el padre del jugador reconoció ser el titular del 100% de Mega Star.

Cuando la investigación de Panamá Papers reveló la existencia de esta off shore, los Messi difundieron el 4 de abril de 2016 un comunicado en el que aseguraron que formaba parte “de la antigua estructura societaria diseñada por los anteriores asesores fiscales de la familia” y que ya estaba “totalmente inactiva”.

LEÉR MÁS  Un pasajero grabó la caída de su avión

Una nueva filtración de archivos del estudio Mossack Fonseca sin embargo demostraría lo contrario al menos hasta el 2017, ya que aparecen mails entre el bufete panameño y los intermediarios uruguayos que contrató la familia del jugador para gestionar la off shore que muestran que el año pasado aún estaba “utilizando la sociedad”.

Los nuevos documentos filtrados incluyen correos electrónicos, listados de sociedades, beneficiarios, actas, escrituras y registros intercambiados entre Mossack Fonseca y sus clientes, desde los días previos a que saliera en los medios Panamá Papers, hasta fines de 2017, sólo tres meses antes de que el bufete cerrara su oficinas en Panamá y en otros 40 países.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here