Guillermo Alejandro se convirtió así en el primer varón que se sienta en el trono holandés en los últimos 118 años y con 46 años de edad el monarca más joven de Europa.

Al poner fin a su reinado de más de tres décadas, Beatriz, de 75 años, le dio la mano a su hijo después de que ambos firmaran el acta de abdicación, al igual que hizo Máxima como reina consorte.

Los nuevos reyes de Holanda estuvieron acompañados de sus tres hijas, vestidas de amarillo y con flores del mismo color en el pelo, y de las que la mayor, Catalina Amalia, de nueve años, se convirtió en la heredera del trono holandés.

LEÉR MÁS  Ciudad del Cabo: el "día cero" en el que por primera vez una gran ciudad del mundo podría quedarse sin agua

Posteriormente, Guillermo, Máxima y la ahora princesa Beatriz salieron al balcón del Palacio Real a saludar a la multitud que se encontraba vivándolos en la céntrica Plaza Dam.

”Les presento a su nuevo rey: mi querido hijo Guillermo Alejandro”, dijo emocionada Beatriz antes de darle un beso al nuevo monarca de los Países Bajos.

La Plaza Dam se llenó ayer lunes de holandeses, incluso de decenas de argentinos, que buscó inmortalizar el lugar y el Palacio Real en las horas previas a la ceremonia de investidura de los nuevos monarcas. Incluso, varios centenares se quedaron toda la noche desafiando al frío, tirados en colchones o sentados en sillas llevadas para la ocasión.

LEÉR MÁS  Crítica de la Iglesia a los medios argentinos por la cobertura de la visita del Papa a Chile

”Querida madre, hoy he tomado el relevo del trono y te estoy agradecido, inmensamente agradecido por todos estos 33 conmovedores años”, afirmó Guillermo, con una sonrisa plena que era compartida por su madre y por Máxima.

”En nombre de la reina, de los Países Bajos y del Caribe, quiero agradecerles la confianza que nos han dado. Muchas gracias”, finalizó Guillermo dirigiéndose a la multitud que los vivaba con un predominante color naranja en todas las vestimentas y banderas, en un clima de alegría popular.

LEÉR MÁS  Las manchas del derrame en el Mar de China cubren 332 kilómetros cuadrados

La firma del acta de abdicación se había producido ante la pintura mural ”Moisés elige el consejo de los setenta ancianos”, adquirido en 1737 por Jacob de Wit.

Estuvieron presentes y firmaron el acta, el primer ministro de Holanda, el liberal Mark Rutte, los presidentes del Senado y el Congreso de los Estados Generales de los Países bajos y los demás miembros de la familia real.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here