Se trata de Nikolas Cruz. El joven había escrito mensajes violentos en las redes sociales, dando una clara señal de su estado emocional.

Estados Unidos aún permanece conmocionado por la masacre de Florida, donde un joven asesinó a 17 personas dentro de una escuela. Las autoridades aún intentan establecer los motivos que llevaron a Nikolas Cruz a irrumpir en el establecimiento y disparar con un fusil semiautomático.

LEÉR MÁS  Abogados de EE.UU. asesoran a empresas involucradas en el “Notebook scandal”

El sujeto fue acusado hoy de homicidio premeditado. Según se conoció, las autoridades habían ignorado varias señales que denotaban el estado mental y emocional del joven, quien en más de una oportunidad había escrito mensajes violentos en las redes sociales. Esto no le impidió comprar un fusil AR-15 que utilizó en la matanza.

LEÉR MÁS  Habló la víctima de un cura pederasta: "Se robó mi infancia"

“Tantas señales de que el tirador de Florida estaba mentalmente perturbado, incluso expulsado de la escuela por un comportamiento malo y errático. Los vecinos y compañeros de clase sabían que era un gran problema”, afirmó hoy a través de Twitter el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Nikolas Cruz, de 19 años, fue imputado por 17 cargos de homicidio premeditado después de ser interrogado durante horas por autoridades estatales y federales, y en las próximas horas comparecerá ante un juez.

LEÉR MÁS  Su hijo tiene cáncer e intentó vender su otra hija para pagar el tratamiento

El joven había publicado en diferentes redes sociales algunos mensajes amenazantes. Algunos de los más impactantes fueron: “Quiero matar gente con mi AR-15” y “Quiero morir peleando matando a montones de personas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here