Más tensión entre EEUU y China por los aranceles impuestos por Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso imponer un arancel del 10% a bienes chinos por valor de 300.000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre, luego de que negociadores de las dos economías más grandes del mundo no lograron reiniciar conversaciones comerciales.

Los aranceles, que afectarán a una amplia variedad de bienes de consumo, desde teléfonos celulares hasta juguetes y computadoras, elevan la tensiones de una guerra comercial que ha interrumpido cadenas de suministro mundiales y agitado los mercados financieros durante más de un año.

Las acciones estadounidenses cayeron después del anuncio de Trump, al igual que los rendimientos de los bonos del Tesoro. El FMI había advertido que los aranceles ya vigentes reducirán un 0,2% de la producción económica mundial en 2020.

«Las negociaciones comerciales continúan y durante las conversaciones Estados Unidos comenzará, el 1 de septiembre, a imponer un pequeño arancel adicional de 10% a los restantes 300.000 millones de dólares de bienes y productos procedentes de China a nuestro país», dijo Trump. «Esto no incluye los 250.000 millones de dólares que ya tienen aranceles del 25%», agregó.

LEÉR MÁS  Muerto a golpes por custodios de un supermercado

Trump también atacó a China por no cumplir con las promesas de comprar más productos agrícolas estadounidenses y criticó directamente al presidente Xi Jinping por no hacer más para detener las ventas del opioide sintético fentanilo.

El presidente siguieron a reporte que le entregaron el representante comercial Robert Lighthizer y el secretario del Tesoro Steven Mnuchin sobre las conversaciones en Shanghái, la primera reunión cara a cara con funcionarios chinos desde que Trump y Xi acordaron una tregua en junio.

Los negociadores de ambos países concluyeron la cita de dos días el miércoles en Shanghái con pocas señales de avance, pero las describieron como constructivas. Otra ronda de encuentros está programada para septiembre.

Trump ha presionando a Xi para que tome medidas enérgicas contra el fentanilo y sustancias relacionadas provenientes de China, que, según funcionarios estadounidenses, son la principal fuente de un opioide altamente adictivo al que se atribuyen la mayoría de las más de 28.000 muertes por sobredosis relacionadas con drogas sintéticas en Estados Unidos en 2017.

LEÉR MÁS  Los inmigrantes llegan al puerto de Lampedusa por orden de un fiscal

La medida de Trump se conoce después de que se confirmó que China había realizado la primera compra privada de soja desde que estalló una guerra arancelaria hace más de un año.

Las conversaciones entre las dos partes se habían roto en mayo luego de que funcionarios estadounidenses acusaron a China de retractarse de sus compromisos. Washington elevó fuertemente los aranceles a productos chinos por un valor de 200.000 millones de dólares y Pekín tomó represalias, intensificando la disputa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here