Gilmar Mendes, titular del Tribunal Superior Electoral (TSE) brasileño, afirmó que el expresidente Lula da Silva no podrá postularse en los comicios de octubre por haber sido condenado en la causa Lava Jato.

El 24 de enero los tres camaristas del Tribunal Regional Federal 4 (TRF4) condenaron a Lula por corrupción, confirmando y ampliando la sentencia de primera instancia firmada por el Juez Sergio Moro.

Este fallo de segunda instancia se ajustó con claridad “aritmética” a lo que indica la Ley de la Ficha Limpia, apuntó el jefe del TSE, Gilmar Mendes.

Según esa norma ningún ciudadano puede ser candidato si fue condenado por un tribunal de alzada, como ocurrió con Lula hace dos semanas en el TRF4 de Porto Alegre.

Lula cuenta con 34% de intenciones de voto, según una encuesta publicada esta semana, y es el precandidato mejor posicionado de cara a las presidenciales del 7 de octubre.

“Ustedes saben que determinados delitos, cuando son objeto de condenas de segundo grado, llevan a la inelegibilidad” de un potencial candidato, sostuvo el juez Mendes.

El magistrado aclaró que no estaba expresando un juzgamiento anticipado sobre Lula, sino que se refería a una situación genérica.

Por cierto será el TSE dirigido por Mendes el juzgado que tendrá que decidir si Lula puede o no presentarse como candidato el 7 de octubre.

Esta fue la segunda noticia adversa para Lula en las últimas horas, ya que ayer la titular del Supremo Tribunal Federal (STF9, Carmen Lucia, descartó discutir si un condenado en segunda instancia puede ser preso.

Los aliados de Lula demandan que el STF revise una decisión del año pasado en la cual se estableció que un reo condenado por un tribunal de alzada puede ser detenido.

La posición de la jueza Lucia reforzó la hipótesis de que el exmandatario sea detenido luego de que los camaristas de Porto Alegre hayan respondido a una serie de apelaciones presentadas por los abogados de Lula.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here