Es la primera vez que un ex presidente de Brasil es condenado por corrupción; la decisión la tomó el juez Sergio Moro, quien lo condenó por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero, según consignó la revista brasileña Veja

A diez meses de la acusación formal de los fiscales contra el ex presidente brasilero Lula Da Silva, el juez Sergio Moro decidió condenarlo a nueve años y medio de prisión, por los delitos de lavado de dinero y corrupción pasiva.

LEÉR MÁS  El dramático relato de un sobreviviente del submarino Pacocha: "Nos faltaba el oxígeno, era el infierno debajo del mar"

La decisión del magistrado fue tomada este miércoles y fue hecha pública por la revista brasilera Veja.

Se trata del primer ex presidente brasilero condenado por corrupción en la historia del país.

Moro determinó que el ex mandatario recibió sobornos de la empresa constructora OAS, una de las más grandes del país. Entre las ventajas recibidas por Lula figuran además un lujoso apartamento tríplex de 215 metros cuadrados en un complejo nuevo en Guarujá, en el litoral del estado de San Pablo. A cambio de estos “favores”, el ex presidente y líder sindicalista, habría facilitado contratos millonarios a esa compañía con Petrobras, según se desprende de la investigación.

LEÉR MÁS  Podrían condenar a muerte al hombre que mató a 5 argentinos en Nueva York

Según la fiscalía, también habría recibido de la empresa otras “ventajas indebidas”, como la reforma y la decoración de ese inmueble y el pago del depósito para guardar sus pertenencias desde que dejó el Palacio del Planalto. Los sobornos en especie equivaldrían a US$ 1,2 millones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here