”Los capitalistas de la línea dura dicen que ‘los ganadores son aquellos que son honestos, laboriosos, reflexivos, prudentes, frugales, responsables, disciplinados y eficientes. Los perdedores son los holgazanes, perezosos, imprudentes, extravagantes, negligentes, poco prácticos e ineficaces’. Es un pensamiento absolutista que no reconoce que muchos de estos perdedores son niños, jubilados y personas con discapacidad”, sostiene Collins en su columna de ‘Forbes’.

Pero no solo pierden los más vulnerables. ”Millones de trabajadores han caído hoy en la categoría de ‘fracasados’ y se enfrentan a un retroceso”, destaca el analista, y añade: ”Estamos ahora en la sociedad más polarizada desde el comienzo de la Guerra Civil”. La gente en la izquierda y en la derecha se siente muy ”cómoda”, defendiendo posiciones absolutistas sin compromiso, mientras EE.UU. es el país más desigual del mundo industrializado, argumenta Collins.

LEÉR MÁS  Irak arremete contra el EI en la frontera con Siria

Según destaca el columnista, la fortuna de las corporaciones estadounidenses no llega a la clase media. Como resultado, la parte del 1% de la población más rica en la riqueza total pasó del 7% en 1975 al 23% en 2014, detalla. Mientras tanto, la clase media vive bajo una permanente inseguridad y la amenaza del desempleo.

LEÉR MÁS  Cuba: se cumple un año de la muerte de Fidel Castro

Las encuestas revelan que el 57% de la clase media no sabe si podrá pagar las facturas a final de mes. Además, EE.UU. tiene la tasa de pobreza general más alta entre los países industrializados. El censo de 2012 reveló que 46,2 millones de los estadounidenses viven por debajo del umbral de la pobreza y que hay 16,4 millones de niños en la pobreza, las cifras más altas del último medio siglo, subraya.

LEÉR MÁS  Estuvo preso 39 años y era inocente

Hay un punto de inflexión en la sociedad en la que los problemas de los ‘fracasados’ simplemente cuestan demasiado, opina Collins. ”Es obvio que si demasiadas personas caen en la pobreza, no habrá suficientes clientes ni consumo y habrá menor crecimiento y recesiones más frecuentes”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here