La tarea está bien definida. Evitar la menor amenaza en las fronteras y para la seguridad del Estado. Es la práctica de las flotas de todo el mundo, desplegarse en los lugares donde aumenta el nivel de las tensiones. Todos actúan según el plan de mando operativo en la zona del mar”, dijo Chirkov.

Actualmente en el Mediterráneo están desplegados los buques de desembarco Peresvet, Admiral Nevelskoi, Minsk, Novochercask, Alexander Shabalin, el buque anti-submarino Admiral Pantileev y el buque patrullero Neustrashimii. En un futuro próximo a ellos se unirá el crucero de misiles Moskvá, el buque patrullero Smetlivii y el buque de desembarco Nikolái Filchenkov.

Chirkov recalcó que, dada la situación político-militar en el mundo, el aumento de la presencia de las fuerzas armadas en el Mediterráneo empezó ya en 2012.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here