La ONG alerta sobre cómo las duras políticas neoliberales implementadas por algunos Gobiernos están incrementando enormemente la pobreza y la desigualdad en Europa. Esta Organización considera, además, que serán necesarias dos décadas o más para poder revertir los daños ocasionados.

Hasta 25 millones más de personas vivirán probablemente en este continente sumidas en una situación de pobreza antes de 2025, lo que equivale, según este documento, a la población combinada de los Países Bajos y Austria.

Ese número de ”nuevos pobres” elevaría a 146 millones el número de personas pobres en Europa, casi un tercio de la población, según Oxfam, que alerta de que podrían hacer falta hasta 25 años para recuperar los estándares de vida que se disfrutaban hace cinco años.

Según Max Lawson, responsable del equipo legal de la organización, ”los recortes en los servicios públicos y en la seguridad social se combinan con ingresos decrecientes y el desempleo en aumento para crear una situación profundamente dañina en la que millones ya sufren para subsistir”.

De cara a la reunión que este jueves tienen previsto celebrar los ministros de Finanzas de la Unión Europea en Vinius, Oxfam hace un llamamiento a los Gobiernos europeos para que aboguen por un nuevo modelo económico y social que invierta en las personas, refuerce la democracia y busque impuestos justos.

La ONG considera que los Ejecutivos podrían recaudar billones para los servicios públicos como la sanidad y la educación imponiendo impuestos a los más ricos y erradicando la evasión fiscal.

En el informe se alerta, además, de que el desempleo está llegando a máximos récord en muchos países europeos, siendo las mujeres y los jóvenes los más afectados. Los salarios están decreciendo con mayor rapidez en países que afrontan las medidas neoliberales más duras y casi uno de cada diez hogares de familias trabajadoras en Europa viven actualmente en la pobreza y esta situación podría empeorar, agrega.

”Los únicos que se benefician de estas medidas son los más ricos, que han visto aumentar sus ingresos mientras los pobres han visto los suyos decrecer”, observó Lawson.

Este responsable de Oxfam agregó que ”el Reino Unido, Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España -países que están persiguiendo de forma más agresiva estas medidas- pronto figurarán entre los más desiguales del mundo si sus líderes no varían su rumbo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here