El despliegue del 2.º Regimiento de Caballería del Ejército de EE.UU., que marchó de Alemania a Hungría el pasado septiembre, tenía como finalidad asustar a Rusia. Sin embargo, para Moscú esta acción fue solo una broma que en un escenario bélico real no tendría ninguna trascendencia, dijo a la revista ‘Politico’ el coronel Macgregor, doctor en Relaciones Internacionales de la Academia Militar de West Point.

Los analistas del portal informativo Zero Hedge subrayan que el operativo antiterrorista ruso iniciado el pasado 30 de septiembre en Siria ha demostrado que las preocupaciones del reconocido coronel Macgregor tienen fundamento, ya que Moscú ha dejado claro que la Armada rusa no le teme a ninguna confrontación militar.

LEÉR MÁS  EE.UU: Liberan a 12 hermanos encadenados y hambreados por sus padres

”El principal problema del Pentágono no es que haya dejado de gastar dinero en caros juguetes militares (nadie duda de que Washington posee la mejor tecnología). Es más bien que EE.UU. ha quedado rezagado en su capacidad de librar una guerra convencional contra un enemigo formidable, presumiblemente porque durante la última década este tipo de enemigo ha sido escaso”, explicó Macgregor.

Es posible que la tensión geopolítica tenga como consecuencia una confrontación militar abierta entre las unidades militares estadounidenses y las fuerzas de Rusia e, incluso, Irán. Esta confrontación convertiría en historia del pasado una gran victoria militar de una unidad especial de soldados norteamericanos, ya que la fuerza militar rusa es mucho más sólida que los rebeldes iraquíes o los talibanes.

LEÉR MÁS  Rajoy, dispuesto a todo para impedir que Puigdemont sea investido en Cataluña

”Quizá el comportamiento de Rusia no sea el adecuado, pero no podemos negar que los rusos saben invadir, desestabilizar y conquistar. Llevan haciéndolo desde los tiempos de Pedro el Grande, y nosotros queremos enfrentarnos a ellos con un cuantos vehículos blindados ligeros”, señaló el general.

El mes pasado Macgregor presentó de manera digital un análisis de cuatro escenarios de una hipotética guerra entre Rusia y EE.UU. en la región báltica. El experto concluyó que el Ejército norteamericano no sería capaz de contrarrestar a la moderna Armada rusa y sería derrotado. ”’Derrotado’ no es la palabra correcta”, apuntó. ”La palabra correcta es ‘aniquilado”’, agregó.

LEÉR MÁS  La Unión Europea asegura que aún se puede rever el Brexit

Macgregor es un famoso héroe de guerra estadounidense cuyo escuadrón destruyó por completo en solo 23 minutos una brigada iraquí equipada con 70 vehículos blindados. Este episodio, conocido como la batalla de 73 Easting, se saldó con una víctima mortal para el Pentágono. Más tarde, al reflexionar sobre su famosa victoria, Macgregor llegó a la conclusión de que si su unidad militar se hubiera enfrentado cara a cara con unos soldados mejor entrenados habría sido derrotada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here