Las autoridades de EE.UU. han puesto en marcha la diplomacia silenciosa para persuadir a Filipinas, Indonesia, Vietnam y otros países asiáticos de que no se actúen agresivamente con el objetivo de sacar provecho de la decisión del tribunal internacional de la Haya de rechazar el recurso de Pekín sobre el mar de la China Meridional, informa Reuters citando a funcionarios de la Administración de Obama.

LEÉR MÁS  Empresa estadounidense compra terreno fronterizo para que Trump no pueda levantar el muro

”Lo que queremos es aliviar las cosas para que estos problemas puedan resolverse de manera racional y no emocional”, afirmó un funcionario que habló en condición de anonimato. ”Este es un llamado general para la tranquilidad, no un intento de poner de acuerdo a la región contra China, que jugaría en la narración falsa de que EE.UU. está liderando una coalición para contener a China”, agregó el funcionario.

LEÉR MÁS  Gran Bretaña acusa a Alemania y Francia de frenar las negociaciones con la UE

Sin embargo, los esfuerzos para calmar las aguas fracasaron el martes tras el fallo del tribunal de La Haya cuando la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, ordenó enviar una de sus fragatas a patrullar las aguas en disputa del mar de la China Meridional para defender su territorio marítimo.

La corte dictaminó que, aunque no ha encontrado motivos para las reclamaciones territoriales de Pekín en el mar de la China Meridional dentro de la llamada ‘línea de los nueve puntos’, Taiwán tampoco tiene derecho a Taiping –la mayor isla del archipiélago de las Spratly, que Taipéi controla desde 1950– ya que solo se la puede considerar como ”una roca”. Los funcionarios estadounidenses esperan que la iniciativa estadounidense tenga más éxito en Indonesia y Filipinas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here