La revista ‘Time’ nombró «personas del año» a Jamal Khashoggi y a otros periodistas perseguidos

Por primera vez la publicación divide su reconocimiento anual entre varias figuras del periodismo

La revista Time ha publicado este martes que su Persona del Año 2018 es «Los guardianes y la guerra por la verdad». La publicación americana ha querido homenajear a los periodistas que han luchado -en algunos casos hasta la muerte- por narrar la realidad de manera objetiva.

Los reporteros destacados son el saudí Jamal Khashoggi, asesinado el pasado 2 de octubre en el consulado de su país en Estambul; la filipina Maria Ressa, directora general del sitio web de noticias Rappler y perseguida por el régimen de Rodrigo Duterte; y dos periodistas de la agencia Reuters, los birmanos Wa Lone y Kyaw Soe Oo, que están encarcelados hace casi un año en Myanmar por sus investigaciones. Time también ha reconocido el trabajo del periódico local Capital Gazette, de Annapolis (Maryland), cuya redacción protagonizó el pasado junio el tiroteo más sangriento a un equipo periodístico en las últimas décadas en Estados Unidos, cuando un atacante asesinó a cinco de sus trabajadores.

«Al ver las opciones, quedó claro que la manipulación y el abuso de la verdad son realmente el hilo conductor en muchas de las historias más importantes de este año, desde Rusia hasta Riad y Silicon Valley», ha explicado esta mañana el director de la revista, Edward Felsenthal, en el programa Hoy, donde se hizo el anuncio. «Este año reconocemos a cuatro periodistas y una empresa periodística que han pagado un terrible precio por enfrentarse al reto de este momento». En la lista corta de los finalistas figuraba el abogado especial Robert S. Mueller, quien está investigando la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 y el presidente Donald Trump.

LEÉR MÁS  Brexit: Theresa May anunció su renuncia

Trump había dicho hace unas semanas que no se imaginaba quién podía ser la Persona del Año si no era él. Finalmente, la revista se decantó por Khashoggi, un personaje que puso en una incómoda situación al mandatario. Cuando recién se supo del asesinato al periodista, el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, negó vigorosamente cualquier conocimiento sobre su ejecución. Una tesis que el republicano no tardó en apoyar. Días después, el Gobierno turco y la CIA responsabilizaron a MBS, como se conoce al príncipe, y a la cúpula del Estado saudí por tenderle una trampa al reportero.

El listado de finalistas más extendido incluyó a las más de 2.000 familias migrantes separadas en la frontera de los Estados Unidos; al presidente ruso Vladimir Putin; al director de Black Panther Ryan Coogler; a la profesora de psicología Christine Blasey Ford, una de las presuntas víctimas de abusos por parte del juez del Tribunal Supremo Brett M. Kavanaugh, entre otras figuras. La decisión de la revista, que concede el título de persona del año desde 1927, rompe en esta ocasión con la tradición de concederla a una persona viva y, también, de otorgarle el reconocimiento solo a un individuo. Esta es la segunda vez seguida en que la publicación reconoce a un grupo y no a una única figura. En 2017 dedicó el reconocimiento a las mujeres que rompieron el silencio contra el acoso sexual.

LEÉR MÁS  Más presión a Julian Assange

En el pasado, la revista no solo ha reconocido a personalidades dignas de admiración, sino también a otras que, por otros motivos, han centrado el interés de los medios. Fue el caso de Adolf Hitler (1938), Iósif Stalin (en 1939 y 1942), su heredero político, Nikita Jrushov (1957) y el ayatolá iraní Jomeini (1979).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here