La República Bolivariana de Chile contra el libre mercado

En la República Socialista-Comunista-Peronista-Cristinista de Chile existe un órgano encargado de combatir conductas que afectan la competencia. Se trata de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) y el Tribunal de Defensa de la Competencia (TDLC), creado esté último en 2003. Dos años más tarde, en 2005, nacía la Ley de Defensa de la Libre Competencia (Dec. Ley 211). Si bien ya describimos tales organismos, sus atribuciones y normativa en nuestro artículo de octubre del año pasado titulado ”El Chile anti-monopólico y chavista que no será televisado”, consideramos oportuno recordar cómo es que se define a sí misma la FNE: ”Es la agencia nacional encargada de velar por la libre competencia. Como tal, debe defender y promover la competencia en todos los mercados o sectores productivos de la economía chilena. La defensa de la competencia se refiere a la actividad directa de la FNE contra prácticas de colusión entre empresas y abusos de posición monopólica, y al análisis de concentraciones empresariales que afecten o puedan afectar el funcionamiento eficiente de los mercados y el bienestar del consumidor. En el marco de sus atribuciones, la FNE actúa en la instrucción de investigaciones y elaboración de informes que el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) le solicita sobre causas en trámite.”

A continuación, un repaso a los ataques a la seguridad jurídica de Chile que en el referido Tribunal provoca la influencia chavista-castrista-kirchnerista de los cuadros militantes de la FNE. Para no abrumar al conservadurismo criollo, detenido en el tiempo desde Bernardino Rivadavia, se transcriben los casos más relevantes del último año y medio de ”actuaciones ante tribunales”.

ALGUNAS DEFINICIONES CHAVISTAS-CASTRISTAS-KIRCHNERISTAS

El Honorable TDLC de la República Bolivariana de Chile define el ”poder de mercado” como ”la habilidad para actuar con independencia de otros competidores y del mercado, fijando o estableciendo condiciones que no habrían podido obtenerse de no mediar dicho poder” (Sentencia 112-2012. Considerando Sexagésimo Noveno). En cuanto a la definición de ”libre competencia”, el castrista Decreto Ley 211 de Defensa de la Libre Competencia señala: ”El que ejecute o celebre, individual o colectivamente, cualquier hecho, acto o convención que impida, restrinja o entorpezca la libre competencia, que tienda a producir dichos efectos, será sancionado con las medidas preventivas, correctivas o prohibitivas que respecto de dichos hechos… puedan disponerse en cada caso”. Entre los casos de violación a la libre competencia destaca el que sigue: ”… la explotación abusiva de un agente económico, o un conjunto de ellos, de una posición dominante en el mercado fijando precios de compra o de venta, imponiendo a una venta la de otro producto, asignando zonas o cuotas de mercado o imponiendo otros abusos semejantes”. A continuación y en base a las causas elevadas por la FNE al TDLC, algunos de los más recientes ejemplos de inseguridad jurídica en la República Bolivariana de Chile.

REQUERIMIENTO CONTRA TELEFÓNICA CHILE SA (MOVISTAR)

El 5 de agosto de 2013, ”ingresó a esta Fiscalía la denuncia de un particular en contra de Telefónica Chile, que indicaba que al llamar al call center de Movistar con el objetivo de contratar únicamente el servicio de televisión pagada con dicho proveedor en su edificio –el cual contaba con factibilidad de fibra óptica– recibió como respuesta que necesariamente debía contratarlo en conjunto con Internet”. ¡Vaya chavista el particular que denuncia! La bolivariana FNE tomó la denuncia e inició una investigación que culminó con el pedido de sanción para la empresa. La sanción deberá ser impuesta por el TDLC, según la normativa vigente y el requerimiento de la FNE con fecha del 15/07/2014 y bajo la conducta/detalle de ”abusos de posición de dominio. Compraventa condicionada (incluye negativa de venta/compra/contratación; ventas atadas o paquetizadas, etc.)”. La influencia de la revolución cubana en las mentes del presidente de la FNE, el Fiscal Nacional Económico, Felipe Irarrázabal, fue la responsable del siguiente juicio en la referida causa abierta contra Movistar de Chile: ”El presente requerimiento tiene por objeto que el H. Tribunal declare que Movistar ha infrigido el art. 3, inc. 1 del DL 211, pues ha ofertado servicios de televisión por medio de fibra óptica cuya contratación ha estado condicionada a la suscripción de servicios de internet banda ancha provistos por la misma tecnología, lo que no se ajusta a lo dispuesto en las IG2, en particular, a la regla contenida en su sección B, Resuelvo 4. (B.4). Todo lo anterior justifica que el H. Tribunal imponga las sanciones y medidas que se indican en el petitorio de este escrito, con expresa condena en costas”. Cabe señalar que Movistar alcanza el 51,8% de participación en telefonía fija, el 39,4% en banda ancha y el 19,4% en televisión de pago de Chile.

LEÉR MÁS  Cae la confianza en la Iglesia en Chile

REQUERIMIENTO CONTRA UNILEVER

El requerimiento contra Unilever a comienzos de 2010, nos explica la chavista FNE que ”con ocasión de una serie de actividades promocionales observadas en los distintos canales de distribución del mercado de los detergentes para el consumo en el hogar, la FNE instruyó una investigación destinada a comprobar la existencia de eventuales abusos en la industria”. Prosigue la explicación de la causa abierta el 3 de abril de 2014 y que se encuentra en proceso: ”El presente requerimiento tiene por objeto que el H. Tribunal declare que Unilever ha infrigido el artículo 3 del Decreto Ley N 211, en particular su letra b), pues abusando de su posición dominante, ha ejecutado una serie de prácticas exclusorias en el mercado de los detergentes para el lavado de ropa, en el que participa con sus marcas OMO, DRIVE, SKIP y RINSO, a través de la aplicación reiterada y sistémica de incentivos por exclusividad, descuentos condicionales retroactivos y otras restricciones asociadas al uso de espacios para la comercialización, tanto en el canal tradicional como en el supermercadista, todos los cuales han tenido por objeto y efecto menoscabar la libre competencia; y que se le impongan las sanciones y medidas que se indican en el petitorio de este escrito, todo ello con condena de costas.” El mercado de detergentes en Chile, informa la FNE en su requerimiento, ”se encuentra altamente concentrado, reportando ventas en 2011 por 435 millones de dólares… Unilever cuenta con una participación aproximada del 80-85% en el canal tradicional y entre un 68-72% en el canal supermercadista… El detergente es un insumo de primera necesidad y está comprendido en la canasta básica, que representa, después de los lácteos, el producto de mayor gasto para los hogares chilenos.” ¡Demagogos!

LEÉR MÁS  Dos muertos y 11 heridos en un tiroteo en la ciudad Estrasburgo

DE CÓMO LOS CHAVISTAS CHILENOS CITAN A LOS CASTRISTAS EUROPEOS

En la mayoría de los reportes de investigación que la FNE eleva al TDLC figuran valiosísimas citas a ejemplos locales, regionales e internacionales de combate a la concentración económica. Para citar un caso y aplicado a la denuncia contra Unilever, nótese cómo el FNE explica que, algunas veces, los ”descuentos condicionales pueden tener un importante efecto anticompetitivo”. Ilustran tan temeraria y chavista-castrista-kirchnerista afirmación referenciando lo dispuesto por el Tribunal de Justicia Europeo, como es sabido, cooptado por Fidel Castro: ”…la cantidad necesaria de clientes que deben celebrar este tipo de incentivos para producir un efecto anticompetitivo… se debe determinar en cada situación específica. El Tribunal consideró que un 40% del mercado bajo este mecanismo de incentivos era una porción suficiente de la demanda, por lo que existía un cierre efectivo del mercado a partir de estas restricciones… En este sentido, el otorgamiento de estos descuentos no implica necesariamente un sacrificio para la empresa dominante” (Fallo del 19 de abril de 2012. Sentencia del Tribunal General de la Unión Europea). Asimismo y también aplicado al caso Unilever, el chavista Felipe Irarrázabal no contento con lo hecho avanza incluso contra… ¡los gastos de publicidad de la propia empresa! Al respecto, el reporte denuncia que ”el elevado gasto en publicidad en que incurre la requerida, … constituye una importante barrera a la entrada de nuevos competidores a los mercados afectados por las conductos materia del requerimiento”. El chavista reporte del chavista Irarrázabal ilustra semejante afirmación chavista citando el trabajo del chavista Mr. John Sutton Vid, de la chavista MIT en su estudio de 1991, parte IV, titulado ”How Setup Costs and Advertising Interact”. El chavista Irarrázabal nos explica que allí ”se analiza cómo el gasto en publicidad afecta la estructura de diferentes industrias”.

¿DÍA DE LA COMPETENCIA?

Nos gustaría concluir esta primera entrega informando al lector del particular modo que tiene el socialismo del siglo XXI chileno de imponer, autoritaria y demagógicamente a la población, su afrenta contra el libremercado. Una vez por año y promediando los meses de octubre y noviembre, la Fiscalía Nacional Económica celebra el ”Día de la Competencia” en la República Bolivariana de Chile. Ese día se lleva a cabo una jornada de concientización de los derechos y obligaciones de consumidores y empresarios por igual. La FNE aprovecha el antedicho complot contra la libre competencia para presentar a la sociedad –y en calidad de seminario–, un resumen de sus logros, desafíos y proyectos. En este sentido, nada más horrorosamente intervencionista, populista y autoritario que las palabras del Fiscal Nacional Económico de Chile, Felipe Irarrázabal, en su alocución. Con ellas comenzaremos la segunda parte de esta nota, próximo miércoles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here