Las películas y los libros ya hace décadas que los inventaron pero ahora los robots militares son una posibilidad tangible. Aún no existen pero la tecnología para construirlos ya está disponible para quien quiera pagarla.

Por esta razón la convocatoria de las Naciones Unidas a un debate entre científicos, expertos y militares no es un disparate. La intención es discutir la conveniencia de prohibir, antes de que existan, este tipo de “soldados sin alma”.

LEÉR MÁS  Irak arremete contra el EI en la frontera con Siria

Las secuelas que producen los conflictos bélicos es por todos conocidos: violaciones, amputaciones, estrés post traumático, entre otras tantas,  por lo que los soldados metálicos pueden tener ventajas.  Tendrían capacidad de matar sin sus consecuencias psicológicas y tampoco sentirían miedo ni ira aunque estarían también desprovistos de compasión.

 
Si la empresa Amazon estudia usar drones para repartir paquetes a sus clientes, es porque antes se han ensayado y usado con fines militares.

LEÉR MÁS  Venezuela libera a 59 colombianos acusados de paramilitarismo

El debate está abierto ya que la robotización de la guerra hace tiempo comenzó y esta no sería la a primera vez que se prohíbe un arma que todavía no se fabrica. Ya ocurrió con el láser cegador, por ejemplo.

Del mismo modo que los aviones X-47 de EE UU son capaces de despegar, volar y aterrizar sin piloto, también lo serán de arrojar bombas sobre un objetivo. Y si la innovadora Amazon estudia usar drones para repartir paquetes a sus clientes, es porque antes se han ensayado y usado con fines militares.

LEÉR MÁS  Brasil: la nueva reforma jubilatoria prevé 40 años de aportes

En este contexto  la iniciativa de la ONU de poner en cuestión los Sistemas de Armas Autónomas Letales es bienvenida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here