La Iglesia de México denunció la desaparición de un sacerdote en Guerrero

”Desde la noche del 21 de diciembre de 2014 desapareció el padre Gregorio López Gorostieta”, afirma un comunicado firmado por el obispo de Altamirano, Maximino Martínez Miranda.

Altamirano está junto al límite de Guerrero con el estado Michoacán y a unos 185 kilómetros al oeste de Iguala, el municipio guerrerense donde el 26 de septiembre pasado desaparecieron 43 estudiantes.

Según el comunicado del obispo, López Gorostieta llegó alrededor de ls 23.30 del domingo al Seminario de Altamirano, del que es docente.

”Algunos seminaristas que iban llegando de las diferentes parroquias vieron entre la oscuridad que algunas personas extrañas merodeaban el lugar” y ”todo indica que al padre Gregorio lo obligaron a salir en su camioneta”, dice la nota.

LEÉR MÁS  Los confundieron con secuestradores de niños y los lincharon hasta matarlos en Ecuador

Martínez Miranda agregó que ”al recabar las versiones de los seminaristas y las hermanas religiosas se llegó a la conclusión de que personas ajenas al Seminario estuvieron revisando las instalaciones por la tarde noche del domingo”.

”Basta ya, es el grito de todos los obispos de México y de esta diócesis”, escribió el prelado, que ayer miércoles encabezó una marcha -de la que participaron cientos de feligreses- en reclamo del ”regreso con vida” de López Gorostieta.

”Basta de los que provocan inequidad, corrupción, impunidad de complicidad y a la vez indiferencia, que lo único que han hecho es provocar violencia, temor y desaparición”, añadió.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here