El candidato a la Presidencia del Gobierno español, Mariano Rajoy, utilizó ayer, durante el único debate electoral a cuatro que se celebrará en campaña, una cifras sobre el riesgo de  pobreza y exclusión social en España que no se corresponden con la realidad.

La tasa de pobreza y riesgo de exclusión social, según Rajoy

En el año 2014, personas de riesgo de pobreza en España eran el 7,4%, 0,3 menos que la Unión Europea. En el 2015, sube al 7,7 la UE y baja España al 6,4%

Corría el minuto 11 del debate electoral. Un bloque destinado a la economía y las políticas de empleo en España. Rajoy contesta a las acusaciones que ha recibido previamente del resto de candidatos sobre la situación económica de España y, concretamente, sobre la pobreza.

”Yo tengo aquí las cifras que recientemente acaba de publicar Eurostat. En el año 2014, personas de riesgo de pobreza en España eran el 7,4%, 0,3 menos que la Unión Europea. En el 2015, sube al 7,7 la UE y baja España al 6,4%”, afirma Rajoy. “Es decir, que las políticas del Gobierno, aunque haya que perseverar en ellas, han sido útiles”.

La realidad según Eurostat y el Instituto Nacional de Estadísticas español.

Estas cifras ofrecidas por el presidente en funciones español no son ciertas. Ya sea de forma malintencionada o errónea, Rajoy no ofreció los datos reales que baraja Eurostat, la oficina de estadísticas de la Comisión Europea.

Casi tres de cada diez españoles, el 28,6% de los ciudadanos, se encuentra en riesgo de exclusión social.

Según la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística, de donde recibe los datos el organismo comunitario, publicada el pasado 24 de mayo, casi tres de cada diez españoles, el 28,6% de los ciudadanos, se encuentra en riesgo de exclusión social, sin apenas recursos con los que pagar las necesidades básicas.

El cálculo de esta cifra se basa en la metodología AROPE (del inglés, ”at risk of poverty or social exclusion”), que tiene en cuenta tres variables: la población en riesgo de pobreza (calculado con el método Eurostat), la situación laboral de los hogares, y los índices de carencia material severa.

En lo que no mintió Rajoy es que, en 2015, estos tres indicadores muestran una evolución favorable frente al año anterior, donde la tasa de pobreza y exclusión social en España alcanzó el 29,2%, el máximo de la serie histórica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here