Los informes confirman que las oficinas de la DEA y la CIA, que operan bajo cobertura diplomática en Haití y la República Dominicana, organizaron la supuesta implicación de familiares de Maduro con el narcotráfico para difamar al Gobierno venezolano, opina el periodista y escritor Nil Nikandrov en su artículo para la Fundación de la Cultura Estratégica.

Según la fundación, los servicios especiales norteamericanos, fracasaron en su objetivo debido a que no han podido demostrar que los venezolanos detenidos tengan relación alguna con el tráfico de drogas que se les imputa. La agencia antinarcóticos de la República Dominicana ”se resistió a las presiones de los conspiradores estadounidenses y se negó a confirmar los rumores” de la DEA, señala la fuente.
¿Y las pruebas?

”Hasta ahora, no hay pruebas de la existencia de los 800 kilogramos de cocaína que afirmaba la DEA. Más tarde la agencia rebajó la cantidad del supuesto cargamento de drogas a 50 kilos, pero esta información tampoco ha sido confirmada. Mientras tanto, ahora los medios de comunicación estadounidenses se hacen eco de ‘5 kilogramos de cocaína’, pero esto es una prueba directa de que la DEA está detrás de este juego sucio”, denuncia la fundación estadounidense.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here