La centroizquierda italiana ganó las regionales en Italia, pero Renzi retrocedió

En sus primeros comentarios tras el revés electoral, Renzi prometió hoy no cejar en sus esfuerzos por reformar a Italia y a su dividido partido luego del buen desempeño en las urnas de partidos anti sistema y euroescépticos.

”Luego de la votación de ayer, seguiremos adelante, incluso con mayor determinación, en el proceso de renovar el partido y cambiar el país”, señaló el jefe de gobierno, de 40 años, en un comunicado en el que, al contrario de todos los análisis, calificó los comicios de ”muy positivos”.

El triunfo del partido gobernante se confirmó en las regiones de Umbría, Las Marcas, Apulia, Campania y Toscana, pero el PD se quedó en un 23% del apoyo, muy por debajo del 40% que consiguió en las pasadas europeas.

Además, la centroizquierda perdió uno de sus bastiones, Liguria, que controlaba desde 1994, donde se impuso el candidato de la coalición de centroderecha y uno de los hombres de confianza del ex premier Silvio Berlusconi, Giovanni Toti, con el 34,5%, frente al 27,8% de la candidata del PD, Raffaella Paita.

Aunque se tendrá que ver si Toti logra gobernar ya que no cuenta con la mayoría absoluta y el otro candidato de la izquierda, Luca Pastorino, sumó el 9% de los votos.

En esta región, mientras tanto, el Movimiento 5 Estrellas fue el partido más votado con la joven Alice Salvatore que sumó el 24,84%.

Altos funcionarios del PD afirmaron que los resultados dan a su partido el control del Gobierno en 17 de las 20 regiones del país y ”muestran un claro apoyo a la agenda reformista de Renzi”.

Sin embargo, no ocultaron su decepción por la pérdida de Liguria, en parte por un candidato disidente de izquierda que dividió el voto.

”Obviamente, el resultado en Liguria es amargo para nosotros”, confesó la vicesecretaria del PD, Debora Serracchiani.

”El resultado global justifica las promesas del gobierno de cambiar la legislación laboral, el sistema judicial y la administración pública de cara a resucitar la letárgica economía italiana”, agregó.

El presidente del PD, Matteo Orfini, en tanto, aseguró que el partido ”celebra una victoria ya que se consiguieron cinco de siete regiones” y que desde que el líder es Renzi ”se han conseguido diez regiones respecto a las dos del centroderecha”, informó la agencia de noticias EFE.

El PD recuperó Campania, donde Vicenzo de Luca se impuso con el 41% de los votos al gobernador saliente de centroderecha, Stefano Caldoro.

Las elecciones dejaron también un nuevo triunfo para el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo, que en tres regiones superó el 25% de los votos.

También celebró la Liga Norte, que no sólo confirmó al gobernador en Veneto, Luca Zaia, apoyado por una coalición de centroderecha, sino que además superó a Forza Italia de Berlusconi.

”Estas elecciones regionales tienen un valor nacional y los números nos dicen que tenemos y que debemos desafiar a Renzi y le podemos ganar”, aseguró el líder de la Liga Norte, Matteo Salvini.

Salvini subrayó que en algunos casos la Liga Norte ”triplica o cuadruplica su presencia” y puso el ejemplo del 16% conseguido en Toscana.

La Liga Norte, con ideología antieuropeísta y anti inmigración, se benefició de la preocupación pública por la llegada de refugiados al sur de Italia para obtener la decisiva victoria en la región del Véneto, en el noreste del país.

Aunque Berlusconi puede considerarse satisfecho por los resultados en Liguria, su partido sigue perdiendo votos y se sitúa en el 10%.

En Apulia, la victoria fue para el candidato del centroizquierda Michele Emiliano con el 48% de los votos, y muy lejos quedó Francesco Schittulli, apoyado por los disidentes de Forza Italia, con un 18%.

En Toscana se impuso el actual presidente y candidato del PD, Enrico Rossi con un 48%, y se confirmó a la gobernadora saliente de Umbria, Catiuscia Marini, con el 42,8%.

En Las Marcas, el candidato del centroizquierda Luca Ceriscioli se impuso con el 41,1%, seguido por el Movimiento 5 Estrellas, cuyo candidato, Giovani Maggi, obtuvo el 21%.

Otro dato a tener en cuenta en estas regionales es el aumento de la abstención, ya que sólo votó el 52% de los 22 millones de electores llamados a las urnas, once puntos porcentuales menos que en 2010.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here