La asunción de Maduro tensa aún más las relaciones con EEUU

El mandatario chavista jurará su nuevo período presidencial ante el Tribunal Supremo de Justicia.

La tensión entre los Estados Unidos y Venezuela se elevó unos grados más en los últimos días. Mientras que el gobierno de Donald Trump declaró que el único poder legítimo en el país sudamericano es la Asamblea Nacional opositora –ahora comandada por Juan Guaidó, del partido Voluntad popular– Nicolás Maduró decidió jurar su nuevo mandato ante el Tribunal Supremo de Justicia, el próximo 10 de enero.

“Por el hecho sobrevenido de la condición de desacato en la que se encuentra la Asamblea Nacional, tal como lo establece el artículo 231 de la Constitución de la República, el presidente Maduro toma juramento ante el TSJ”, ha afirmado Diosdado Cabello, uno de los hombres fuertes del chavismo, citado en la cuenta de Twitter del Partido Socialista Unido de Venezuela, del que es vicepresidente.

Acusaciones cruzadas
Además, el Gobierno venezolano volvió a acusar ayer a Estados Unidos por estar detrás de supuestos planes que buscarían sacar del poder al presidente del país.

En un comunicado oficial, difundido en redes sociales por el canciller venezolano, Jorge Arreaza critica que Washington no reconozca “las instituciones legítimas y democráticas del Estado venezolano”.

“En días recientes, voceros del Gobierno estadounidense han desatado una serie de acciones hostiles a partir de falsos supuestos que procuran manipular la verdad, con el propósito de quebrantar la estabilidad institucional y la paz de Venezuela”, prosigue el escrito.

LEÉR MÁS  El atentado en un tranvía en Holanda dejó tres muertos y nueve heridos

Asimismo, el gobierno de Maduro cuestiona que Estados Unidos pretenda “otorgar validez selectiva a las instituciones del poder público venezolano” al reconocer al Parlamento, controlado por la oposición, pero criticar al Ejecutivo y otros poderes más cercanos al chavismo. El texto afirma que EE.UU. “también recurre al tutelaje de gobiernos subordinados de la región y les dicta órdenes para profundizar su asedio y bloqueo contra el pueblo venezolano.”

Ayer, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, pidió en una entrevista publicada por un diario brasileño que toda Latinoamérica cierre filas contra el presidente venezolano y contenga las prácticas “depredadoras” de China en la región.

“Queremos tener certeza de que, no sólo Estados Unidos y Brasil, sino que los demás países de la región dejen muy pero muy claro” que “la democracia tiene que ser restaurada” en Venezuela, declaró Pompeo.

“Brasil, Colombia y otros países comparten nuestra profunda preocupación con el impacto del régimen de Maduro en la región”, dijo el funcionario estadounidense, quien citó entre esos efectos la ola migratoria desatada por la crisis venezolana, “que lanza un peso sobre los otros países”.

Guaidó quiere que el ejército intervenga
El nuevo presidente de la Asamblea Nacional opositora venezolana, Juan Guaidó, del partido Voluntad popular, presentó una hoja de ruta para expulsar a Nicolás Maduro de la Presidencia, formar un gobierno provisional y convocar a elecciones libres.

LEÉR MÁS  El atentado en un tranvía en Holanda dejó tres muertos y nueve heridos

Para ello, exigió al Ejército una intervención militar contra Maduro. “Hoy está rota la cadena de mando, al no tener un legítimo comandante en jefe que derive de la soberanía popular”, ha argumentado Guaidó en su intervención tras jurar el cargo, el sábado. Por eso exigió al Ejército “actuar para restituir el orden constitucional”.

Huyó del país un juez del máximo Tribunal
Un juez del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela abandonó el país junto a su familia, descontento con el chavismo en el que militaba y, según la autoridad judicial porque estaba bajo investigación por denuncias de acoso sexual.

Se trata de Christian Zerpa, quien declaró a El Venezolano TV –emisora de Miam– que se encuentra en Estados Unidos para denunciar irregularidades en la justicia venezolana.

Sin embargo, el presidente del TSJ, Maikel Moreno, afirmó en un comunicado que Zerpa “huyó del país, valiéndose de su prerrogativa constitucional que ostentaba, para evitar la justicia y que sus delitos quedaran impunes”.

“El juez prófugo era investigado por denuncias que funcionarias de su despacho habían formulado contra él por conductas inmorales”, agregó Moreno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here