En rigor desde hace nueve meses, la medida establece que el avión permanezca refrigerado por apenas uno de los dos sistemas de aire acondicionado disponibles.

Pero sólo un 25 % del aire de este sistema refresca a los pasajeros: el resto va a la cabina del piloto y el copiloto, explica Folha.

La medida parece menor en cuanto a ahorro efectivo de energía, pero hay que tener en cuenta los 800 vuelos diarios que realiza TAM y considerar el pasivo de 1,2 billones de reales que tuvo la empresa en 2012.

LEÉR MÁS  Kim Jong-un se reunión con el presidente chino

En abril pasado, TAM retiró los hornos de los aviones que cubren rutas domésticas y en los internacionales de corta duración.

La comida en estos vuelos es servida fría y según la empresa la medida se tomó luego de consultar a los clientes, que habrían elegido comidas ”frías, ligeras y saludables”.

Las medidas de ahorro se producen en un contexto en el cual el combustible, atado al dólar, explica el 40 % de los costos de las aerolíneas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here