La revelación sobre el nuevo devenir de las relaciones corrió por cuenta del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, quien remarcó que el vínculo ”ya no se centra en cómo y cuándo intervendrá en asuntos internos” de los países de la región sino ”en una postura de igualdad, cooperando en asuntos de seguridad y adhiriendo a las decisiones que se tomen como socios”.

En español, Kerry subrayó que ”la unión hace a la fuerza” y reiteró la necesidad de ”un mayor nivel de cooperación” como forma de ”hacer la diferencia” en el nivel global.

El funcionario brindó hoy, ante la OEA, su primer discurso sobre la región desde que asumió como titular de la diplomacia estadounidense, en febrero pasado.

”A través de nuestro compromiso compartido con la democracia, presentamos colectivamente un ejemplo al mundo de que la diversidad es fortaleza, que la inclusión funciona, que la Justicia puede rechazar la impunidad y que los derechos de los individuos deben ser protegidos contra la extralimitación y el abuso de gobierno; también comprobamos que la paz es posible”, dijo.

Fue en ese marco en que dio por hecho el final en la región de la llamada Doctrina Monroe, por la que Estados Unidos actuaba unilateralmente.

LEÉR MÁS  Descubrió al enfermero teniendo relaciones con el cuerpo fallecido de su esposa

”La era de la doctrina Monroe terminó; la relación que buscamos no se centra en una declaración de parte de EEUU sobre cómo y cuándo intervendrá en los asuntos de otros estados americanos”
John Kerry Dicha doctrina fue concebida en 1823 y presentada al Congreso por el entonces presidente James Monroe, sintetizada con la frase ”América para los americanos”, pero fue a comienzos del siglo XX, con Theodore Roosevelt como mandatario, cuando se estableció que Estados Unidos podría actuar en cualquier país si sus intereses estaban en riesgo.

”La era de la doctrina Monroe terminó; la relación que buscamos y por la cual nos hemos esforzado no se centra en una declaración de parte de Estados Unidos sobre cómo y cuándo intervendrá en los asuntos de otros estados americanos”, señaló Kerry, lo que dio paso a aplausos de los diplomáticos que lo escuchaban.

”Se trata de que todos nuestros países se vean unos a otros como iguales, compartiendo responsabilidades, cooperando en temas de seguridad y adhiriendo no a la doctrina, sino a las decisiones que tomamos como socios para avanzar en los valores e intereses que compartimos”, agregó.

LEÉR MÁS  Mueren 43 soldados por un ataque suicida en Afganistán

En su discurso, titulado ”Estados Unidos y América latina: una relación de socios”, el secretario de Estado juzgó que ”el desafío real del siglo XXI” en la región ”será cómo harán los gobiernos democráticos para ofrecer desarrollo, superar la pobreza y mejorar la inclusión social”.

”Para ello será esencial el tipo de respuesta que se les dé a preguntas como si los Estados promoverán y protegerán juntos la democracia, la seguridad y la paz que los ciudadanos merecen, así como la educación que se brindará a los jóvenes que manejarán las economías del futuro y la adopción de la responsabilidad necesaria para afrontar el desafío del cambio climático”, evaluó.

Kerry se hizo cargo de las denuncias de varios líderes mundiales por el espionaje telefónico y cibernético que propició Estados Unidos, al destacar que son los ”valores democráticos compartidos” los que ”permiten superar los desafíos, como las preocupaciones entendibles sobre las revelaciones de vigilancia”.

”Preocupaciones que nos llevan a todos a descubrir cómo vamos a atravesarlas y construir una fundación más fuerte para el futuro basada en nuestros valores democráticos comunes y creencias”, dijo.

LEÉR MÁS  Estados Unidos exige a Hamas que negocie la paz con Israel

Por otro lado, Kerry consideró a Cuba como la ”excepción” al compromiso unificado que existe para lograr el éxito de la democracia, y resaltó que la administración del presidente Barack Obama ”comenzó a buscar un nuevo comienzo” con las autoridades de la isla.

Reconoció, en esa línea, que Estados Unidos ”ve con buenos ojos algunos cambios que se están dando en Cuba”, y mencionó entre estas modificaciones el fin de las restricciones a los viajes, pero consideró que ”estos cambios no deben cegarnos sobre la situación autoritaria” que se vive en la isla.

”En un continente donde los ciudadanos en todas partes tienen el derecho de poder elegir a sus líderes, los cubanos no; en un continente donde la gente puede criticar a sus líderes sin temor a ser detenidos o violentados, los cubanos todavía no pueden, y si esto no cambia pronto, está claro que el siglo XXI va a continuar, por desgracia, dejando atrás al pueblo cubano”, agregó.

Con todo, Kerry pidió ser ”creativos, considerados y continuar actualizando nuestras políticas”, y puso de relieve que Washington y La Habana ”están encontrando alguna cooperación en intereses comunes”.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here