Italia busca aprobar la Ley de Eutanasia

El oficialismo italiano buscará aprobar en las próximas semanas la ley conocida como “testamento biológico” y que regula las condiciones para el fin de la vida, incluyendo la posibilidad de interrumpir tratamientos a enfermos terminales.

“Aprobaremos la ley”, afirmó el secretario general del oficialista Partido Democrático (PD) Matteo Renzi, citado este viernes por el diario La Stampa, en referencia a la ley que en abril obtuvo media sanción de la Cámara de Diputados y que espera el aval del Senado.
Las palabras de Renzi se dan a menos de 24 horas de que sectores que promueven la ley vieran un apoyo del papa Francisco en una carta en la que el Pontífice distinguió ayer entre la “eutanasia” y el método “moralmente lícito” de “suspender los tratamientos si son desproporcionados”.
El proyecto votado en abril con el apoyo del oficialismo y del opositor Movimiento Cinco Estrellas (centro) plantea que los enfermos en estado terminal tendrán la facultad de interrumpir la terapia, rechazando incluso la hidratación y la alimentación artificial.
“En el caso de un paciente con pésimo pronóstico a corto plazo o de inminencia de muerte, el médico debe abstenerse de cualquier obstinación irracional en la suministración de las curas y del recurso a tratamientos inútiles y desproporcionados”, asevera el texto que el PD busca reimpulsar y aprobar en la Cámara Alta.
En ese sentido, cuatro de los cinco senadores vitalicios del Parlamento italiano aseguraron a través de una carta difundida este viernes que “las palabras del papa Francisco pueden representar una ocasión para que el Parlamento inserte en la agenda política del país la necesidad de dar certeza normativa durante esta legislatura a la elección del fin de la vida”.
En su misiva de ayer a la Pontificia Academia para la Vida, Bergoglio recordó
un discurso del entonces papa Pío XII de 1957 y una declaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe de 1980 para marcar las diferencias entre los métodos.
Citando textualmente la Declaración sobre la eutanasia del 5 de mayo de 1980, Francisco aseguró que “es moralmente lícito renunciar a la aplicación de métodos terapéuticos o suspenderlos, cuando su intención no corresponde al criterio ético o humanístico que vendrá definido como ‘proporcionalidad de los cuidados’”, pero aclara que la eutanasia “es siempre ilícita porque propone interrumpir la vida procurando la muerte”.
“No se quiere de esta manera procurar la muerte: se acepta no poder impedirla”. “Esta diferencia de perspectiva devuelve a la humanidad el acompañamiento de morir, sin abrir justificación a la supresión del vivir”, fue la otra cita textual con la que se refirió al tema, tomada del ítem 2278 del Catequismo de la Iglesia Católica, el manual de fe y doctrina publicado en 1992 por el entonces pontífice Juan Pablo II.

LEÉR MÁS  Cae la confianza en la Iglesia en Chile

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here