Un grupo de bomberos voluntarios sicilianos fue detenidos luego de que la Justicia comprobó que provocaban incendios intencionales para cobrar los 10 euros por hora que paga a los efectivos el Estado italiano por el trabajo de apagar los siniestros.

En medio de la sequía que golpea a Italia y luego de un mes de julio lleno de llamas de sur a norte, la fiscalía de la ciudad de Ragusa, en el sureste de Sicilia, investigó a la escuadra de bomberos del destacamento de Santa Croce Camerina por provocar los incendios y luego llamar a los números de emergencias para ser convocados a apagarlos.

LEÉR MÁS  Una ciudad argentina, el lugar más seguro del mundo si Corea del Norte lanza un misil

Según informa la agencia Ansa, la investigación arrojó que el jefe de grupo se ausentaba de los turnos para iniciar los siniestros mientras el resto lo cubría y luego se juntaban para apagarlos.

Las alarmas de la Justicia se dispararon luego de notar la disparidad en la cantidad de intervenciones de la escuadra investigada con respecto a las otras de la zona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here