Varios altos cargos de la OTAN han mostrado su preocupación por la propuesta de Grecia de forjar un pacto defensivo con Moscú, lo que, según ellos, podría minar sus esfuerzos en formar un frente unido contra posibles acciones de agresión por parte de Rusia, recoge ‘The Telegraph’.

Esta inquietud la suscitó un anuncio del ministro griego de Defensa, Panos Kammenos, que en junio dio a conocer el nuevo trato de cooperación con Rusia para fabricar rifles Kaláshnikov. Según el Gobierno griego, este acuerdo es vital para impedir el colapso de la industria de Defensa de su país.

LEÉR MÁS  Irak arremete contra el EI en la frontera con Siria

Sin embargo, para llevar adelante el trato, Moscú insiste en que Grecia convenza a los miembros europeos de la OTAN para que retiren las sanciones económicas impuestas sobre Moscú tras la reincorporación de Crimea en 2014.

En este sentido, varios funcionarios de la la OTAN afirmaron en la cumbre celebrada en Varsovia (Polonia) que ”el hecho de que un importante y estratégico país de la OTAN, como es Grecia, intente formar sus propias relaciones con le Kremlin podría minar la capacidad de la Alianza para formar un frente unido contra Rusia” en pos de ”impedir futuras acciones de agresión rusas en Europa”.

LEÉR MÁS  La ultraderecha francesa denuncia una operación política en su contra

La cumbre de Varsovia fue la primera reunión de los líderes occidentales tras el referéndum británico sobre el ‘Brexit’ del pasado mes de junio, en la que los líderes de la Alianza se esforzaron por mostrar que no existe división alguna en Europa que pueda ser explotada por Moscú.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here