Iñaki Urdangarin, cuñado del rey Felipe VI de España, ingresó a prisión

Entró en prisión tras ser condenado por el llamado “caso Nóos”, un escándalo de corrupción que puso en jaque a la monarquía española.

El ex deportista profesional, esposo de la infanta Cristina, ingresó en la cárcel de Brieva, en Ávila, a unos 100 kilómetros de Madrid, un centro de mujeres que tiene un módulo para hombres, confirmaron fuentes penitenciarias, citadas por DPA y EFE.
Concluía el plazo que la Justicia española dio al cuñado del rey para entrar en prisión tras la sentencia firme del Tribunal Supremo que lo condenó la semana pasada a cinco años y 10 meses de prisión por delitos de malversación, fraude y prevaricación, entre otros.

Es la primera vez en la historia moderna de España que un pariente de un monarca entra en la cárcel, tras un mediático proceso judicial que duró doce años.
El ingreso en prisión de Urdangarin coincidió con la presencia de los reyes de España en San Antonio, Texas, a 8.300 kilómetros de Madrid, donde terminan su visita y viajan a Washington para reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su esposa, Melania.
Urdangarin, el primer familiar del rey español que entra en prisión, lo hace a raíz del llamado “caso Nóos”, un escándalo de corrupción que lo llevó al banquillo de los acusados en 2016 junto a la infanta Cristina, quien fue absuelta por el tribunal.
El “caso Nóos” supuso a partir de 2010 un golpe para el entonces rey Juan Carlos I, quien abdicó cuatro años después en su hijo Felipe.
Cuando se conoció la resolución del Supremo el pasado día 12, la Casa del Rey expresó su “respeto absoluto a la independencia del poder judicial”.
La infanta como su esposo fueron apartados de toda actividad institucional a fines de 2011, días antes de que Urdangarin resultara imputado.
Posteriormente, dejaron de ser miembros de la familia real tras la abdicación de Juan Carlos I y la proclamación de Felipe VI, el 19 de junio de 2014, cuando la infanta pasó de ser hija a hermana del jefe del Estado.
El ingreso en prisión de Urdangarin coincide con la estancia de los reyes de España en San Antonio, Texas, a 8.300 kilómetros de Madrid, donde terminan su visita y viajan a Washington para reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su esposa, Melania.

LEÉR MÁS  Estudiante se cuela en avión comercial y obliga al cierre aeropuerto EEUU

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here