Imágenes satelitales del desprendimiento de un iceberg de miles de millones de toneladas de hielo

El bloque desprendido cubre unos 1.580 kilómetros cuadrados, unas cinco veces el tamaño de la isla de Malta, y fue bautizado como D28.

El gran tamaño del iceberg implica que tendrá que ser monitoreado y rastreado porque en el futuro puede suponer una amenaza para la navegación.

La última vez que hubo un desprendimiento mayor en Amery fue a principios de los años 60. En esa ocasión, el área del iceberg comprendió unos 9.000 km cuadrados.

Amery es la tercera plataforma de hielo más grande en la Antártida y es un canal de drenaje fundamental para el este del continente.

Imágenes satelitales
El nuevo iceberg se desprendió totalmente de la plataforma el pasado 25 de septiembre, según informó este lunes en su cuenta de Twitter Copernicus, el programa de observación de la Tierra de la Unión Europea en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

El tuit fue acompañado de dos imágenes capturadas y procesadas por el satélite Sentinel 1: en la primera, del 20 septiembre, se aprecia una grieta en Amery, mientras que en la segunda, obtenida cinco días después, el iceberg está completamente separado de la plataforma de hielo.

La plataforma de hielo es, en esencia, la extensión flotante de un número de glaciares que fluyen de la tierra al mar.

LEÉR MÁS  Ovidio Guzmán López fue detenido en Culiacán y su familia pide su libertad

El desprendimiento de icebergs en el océano es la manera que tienen las corrientes de hielo de mantener el equilibrio. Por tanto, los científicos sabían que se iba a producir esta fractura.

Lo que es interesante es que gran parte de la atención se había puesto hacia el este de la sección que se desprendió, hacia un segmento de Amery que cariñosamente se conoce como «diente suelto» por su parecido, en imágenes satelitales, a los dientes de un niño.

Las dos áreas de hielo compartían la misma fisura.

Pero a pesar de estar tambaleante, el «diente suelto» sigue unido a la plataforma. El bloque desprendido es el D28.

«Es un molar en comparación con un diente de leche», le dijo a la BBC la profesora Helen Fricker, de la Institución de Oceanografía Scripps.

«No es el cambio climático»
Fricker predijo en 2002 que el «diente suelto» se desprendería en algún momento entre 2010 y 2015.

«Estoy emocionada al ver este evento de fragmentación después de todos estos años. Sabíamos que algo pasaría, pero, solo para mantenernos en la realidad, no es exactamente lo que esperábamos que fuera», añadió.

La investigadora subrayó que no hay un vínculo entre este fenómeno y el cambio climático.

LEÉR MÁS  Barcelona protesta por la libertad de los independentistas encarcelados

Datos satelitales que se remontan a los años 90 muestran que Amery está en equilibrio con su entorno, pese al fuerte derretimiento de la superficie sufrido en verano.

«Si bien hay mucho de lo que preocuparse en la Antártida, todavía no hay razón para la alarma para esta plataforma de hielo en especial», explicó Fricker.

No obstante, la División Australiana de la Antártida monitoreará Amery de cerca para ver si hay alguna reacción. Los científicos del organismo tienen equipamiento en la región.

Es posible que la pérdida de un iceberg tan grande pueda cambiar la geometría en el frente de la plataforma. Esto puede influir en el comportamiento de las grietas e incluso en la estabilidad del «diente suelto».

Se calcula que D28 tiene 210 metros de grosor y contiene unos 315.000 millones de toneladas de hielo.

El nombre lo recibe de un sistema de clasificación utilizado por el Centro Nacional de Hielo de Estados Unidos, que divide la Antártida en cuadrantes.

Las corrientes cercanas a la orilla y los vientos impulsarán a D28 hacia el oeste. y probablemente tardará años en romperse y derretirse completamente.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here