”Me dirijo también a los españoles y a los portugueses que están pagando caro los desórdenes cometidos por otros: ha llegado el momento de ofrecer una perspectiva más allá de la austeridad”, ha dicho Hollande en una entrevista a ‘Le Monde’ y otros periódicos europeos un día antes de la cumbre de líderes europeos en la que se abordará la situación en la eurozona.

”España debe poder conocer las condiciones precisas para acceder a la financiación prevista por el Consejo Europeo del 28 de junio. Y no hay motivos para hacer su carga más pesada”, ha resaltado el presidente francés.

Los líderes europeos pactaron en junio que si un país pide el rescate no se le impondrán condiciones nuevas sino que se fijará un calendario para el cumplimiento de las recomendaciones que ya ha realizado la UE.

Hollande ha reclamado aplicar ”rápidamente” los acuerdos del Consejo Europeo de junio. ”En primer lugar, resolviendo definitivamente la situación de Grecia, que ha hecho muchos esfuerzos y debe obtener garantías de que se seguirá en la zona euro”, ha defendido.

”A continuación, respondiendo a las peticiones de los países que han realizado las reformas esperadas y que deben poder financiarse a tipos razonables”, ha agregado, en referencia a España e Italia. En tercer lugar, ”poniendo en marcha la unión bancaria”.

”Quiero que todas estas cuestiones estén resueltas de aquí a fin de año”, ha pedido el presidente francés.

”Cuanto antes resolvamos el caso griego y cuanto antes logremos financiar a tipos razonables las deudas de los países bien gestionados, más rápido volverán los inversores a la zona euro”, sostiene Hollande.

”Tenemos todos los mecanismos para actuar -el mecanismo europeo de estabilidad, las reglas de intervención del Banco Central Europeo (BCE). Entonces, utilicémoslos”, insiste.

LA RECESIÓN ES UNA AMENAZA TAN GRAVE COMO EL DÉFICIT

Hollande quiere que Europa ”se fije como prioridad el crecimiento sin poner en cuestión la consolidación presupuestaria”. ”Si no damos un nuevo impulso a la economía europea, las medidas de disciplina no tendrán resultados eficaces”.

”No podemos infligir una condena a perpetuidad a naciones que ya han hecho sacrificios considerables”, argumenta el presidente francés. ”Lo que nos amenaza hoy es tanto la recesión como los déficits”.

A su juicio, sólo cuando se resuelvan todos estos problemas a largo plazo puede empezar a debatirse sobre la unión política que reclama Alemania. Hollande sostiene que la canciller alemana sabe ”perfectamente” que es necesaria esta solidaridad. ”La prueba es que ha ido a Atenas”, resalta.

”Lo peor (de la crisis) -es decir, el temor de una explosión de la zona euro- ha pasado. Pero lo mejor todavía no ha llegado. Debemos construirlo”, concluye el presidente francés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here