El periodista Wolf Richter, del portal Wolf Street, analiza la superabundancia de petróleo en el mundo citando un testimonio recogido días atrás por la agencia Reuters. ”El mercado se está inundado de petróleo y todo el mundo está desesperado por vender rápidamente, por lo que hay una guerra de precios”, comentó al medio un comerciante de combustible en Singapur.

Por su parte, la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo, que producen alrededor del 40% del suministro mundial de crudo), anunció el 5 de junio que ”mantendrá” la producción de 30 millones de barriles por día durante los próximos seis meses. De ese dato se desprende que la OPEP tampoco influirá en la producción.

LEÉR MÁS  Una decisión de la Corte podría liberar a Lula Da Silva

    Con los tres principales productores de petróleo del mundo —Arabia Saudita, EE.UU. y Rusia— bombeando crudo en niveles récord, deberían ocurrir milagros para que haya más demanda y que se genere un equilibrio. Pero los milagros son raros en estos días

Según Richter, otro testimonio que demuestra la gran acumulación de petróleo es la declaración de Ahmed Al-Subaey, director ejecutivo de Saudi Aramco, empresa estatal de petróleo y gas con sede central en la ciudad de Dhahran, Arabia Saudita. El empresario saudí afirmó: ”Tenemos un montón de crudo y no se va a ver ningún recorte de la producción en Arabia Saudita”. Cabe recordar que ese país produjo 10,3 millones de barriles de petróleo por día en mayo, su tasa más alta de la historia, según informa el portal Bussines Insider.

LEÉR MÁS  Macabro triple crimen: los disolvieron en ácido

Por su parte, según la publicación, Rusia produjo 10,71 millones de barriles de petróleo por día en mayo, apenas por debajo de su récord postsoviético y según Richter, es país tampoco está recortando su producción.

En Estados Unidos, la situación de acumulación de petróleo es similar. ”Los productores tienen un 60% de sus plataformas de perforación ociosas, además recortaron gastos de capital, despidieron a decenas de miles de trabajadores, y cerraron algunas instalaciones”, afirma el artículo.

LEÉR MÁS  Al menos 31 muertos en un atentado suicida en Kabul

En definitiva, concluye Richter, ”con los tres principales productores de petróleo del mundo —Arabia Saudita, EE.UU. y Rusia— bombeando crudo en niveles récord (…) deberían ocurrir milagros para que haya más demanda y que se genere un equilibrio. Pero los milagros son raros en estos días”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here