”Hay que acabar con el euro, es un desastre. Mientras exista el euro en su forma actual, la situación de los países mediterráneos continuará empeorando y la de los alemanes, mejorando”, ha declarado el sociólogo y analista económico alemán Wolfgang Streeck en una entrevista a la revista ‘CTXT’. ”No hay posibilidad de crear mecanismos igualitarios en Europa (…) es una completa ilusión”, apunta.

Según Streeck, hay que pensar en ”soluciones progresivas que introduzcan más flexibilidad en el sistema monetario europeo” ya que actualmente ”sirve para estrangularnos porque funciona como el patrón oro: impide la capacidad de usar la moneda como mecanismo de ajuste”.

”Por ejemplo, puedes tener el euro como moneda común y además una moneda griega y otra italiana, o también la misma moneda para Italia y Francia”, sugiere el analista, añadiendo que estas ”estarían relacionadas con el euro mediante diferentes tasas de cambio que podrían moverse en una franja de más 15% o menos 15% sobre la tasa fija”. ”Esto proporcionaría algún tipo de flexibilidad que se podría apoyar en un Banco Central Europeo que tendría permitido dar crédito a los bancos centrales nacionales para proteger ese tipo de cambio fijado”, indica.

El sociólogo hace hincapié en que es posible una Unión Europea sin euro, ya que ha existido antes de 1999. ”Y la que tenemos ahora no es el paraíso. Estamos inmersos en un momento de decadencia del capitalismo avanzado con todos los problemas asociados a él”, sostiene. ”Los países del sur europeo forman parte de este continente desde hace más de 2.000 años, creo que se merecen nuestra consideración más allá de la moneda única”, opina.
”Los países maltratados tienen una salida”

Streeck afirma que los griegos cometieron un gran error cuando firmaron el acuerdo que los alemanes les impusieron hace un año. ”Deberían haber amenazado a la UE con un ‘default’ –impago de la deuda–. Decir: ‘No podemos seguir pagando. No vamos a pagar. En vez de mendigar más crédito o una renegociación. Nos perdonamos la deuda nosotros mismos’. Un Estado soberano puede hacer esto”, indica.

Según el analista, ”estos países débiles que ahora están siendo tan maltratados por el sistema financiero y por los Estados que representan al sistema financiero tienen una salida”. ”Ahora están atrapados mediante ilusiones que son muy populares en las clases medias: ‘Si nos agarramos a Europa y nos decimos cada día lo orgullosos que estamos de pertenecer a ella, entonces, en algún momento, nuestros estándares de vida crecerán’ (…) eso no va a pasar”, sentencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here