Guedes pidió disculpas por sus dichos sobre la Argentina y el Mercosur

El economista había declarado que ninguno de los dos era una prioridad para el nuevo Gobierno de Brasil. Hoy explicó: “Nunca quise desmerecer el Mercosur y a la Argentina”.

El economista Paulo Guedes, quien exhibe como un galardón el haberse doctorado en la Universidad de Chicago, trató de disculparse este martes por los desplantes contra el Mercosur y en la relación con la Argentina en sus declaraciones del domingo. Había dicho que “no son prioridad”.

Quien promete ser el próximo ministro de Hacienda de Jair Bolsonaro dijo textualmente ante la prensa brasileña e internacional que el problema se originó por culpa de la periodista (en alusión a esta corresponsal) que le preguntó sobre los temas regionales: “Ella hablaba “¿y Argentina?” “¿y el Mercosur?”. Ahí sentí que no me dejaba aire y yo respondí que Argentina no es una prioridad y que el Mercosur no es una prioridad”.

—-¿Puede explicar la respuesta? (le preguntó el diario La Nación)

–Nuestro principal problema hoy es el desequilibrio interno, el déficit fiscal. Entonces, nunca quise desmerecer el Mercosur y a la Argentina. Lo que quise decir es que hoy mi prioridad es el gasto público. Entonces, nada contra el Mercosur. Solo que no es una prioridad. Ese es nuestro recado para Argentina.

LEÉR MÁS  Peligra el Brexit tras la renuncia de dos ministros

Guedes protagonizó, una vez más, un pequeño tumulto. La proximidad de una treintena de periodistas lo puso nervioso: “¡Por favor, por favor! Hagan una pregunta por vez. O me retiro”, dijo enérgico.

El futuro ministro de Hacienda puso el eje en la cuestión fiscal de su país y dijo que Brasil tiene hoy “que cargar con 300 a 400 mil millones de dólares de deuda por causa del miedo a las crisis cambiarias”.

Se refería a los 387 mil millones de dólares que están acumulados en calidad de reservas en el Banco Central. En su visión esas reservas son “una carga” que obedece, como dijo, a la “vulnerabilidad” económica que no desapareció. O sea, no es una “virtud” que ha permitido al gobierno brasileño sobrellevar en condiciones razonables las crisis externas.

Criticó ácidamente al gobierno de Fernando Henrique Cardoso al decir que “si bien en ese período se frenó la inflación, entramos por el contrario en un endeudamiento tipo bola de nieve.

LEÉR MÁS  Cambio climático, eje de la Cumbre Iberoamericana de Guatemala

“Hoy tenemos una deuda de 4 billones de reales (o sea un billón de dólares) y tenemos que pagar intereses por 400.000 millones de reales (100.000 millones de dólares) al año. Como digo siempre, esto representa gastar un Plan Marshall por año. Entonces, lo que ocurre es que reconstruimos una Europa por año”, explicó.

Para Guedes, el problema principal es el sistema previsional. “Nosotros vamos a crear una jubilación por capitalización. Pero habrá también un sistema antiguo al que debemos tomar en cuenta. Tenemos que liberar a las futuras generaciones de las crisis que tenemos hoy”.

Continuó con ejemplos explosivos para describir la situación previsional: “Tenemos cinco bombas en el avión de las jubilaciones. Y uno de ellos es el demográfico; ella tiene además un contenido social imposible: 50 millones de brasileños no aportaron a la jubilación y van a recibir, sin embargo, un salario mínimo. Esa es la segunda bomba.” / Clarín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here