El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, acusó a Alemania de un “accionar fascista” con reminiscencias nazis, en un creciente conflicto generado por la cancelación de actos políticos enfocados en los 1,5 millones de turcos que viven en el país europeo.
Los comentarios de Erdogan generaron estupor e ira entre los políticos alemanes. Un alto funcionario del partido político de la canciller Angela Merkel dijo que el presidente turco estaba reaccionando “como un niño caprichoso que no puede hacer lo que quiere”, mientras que otro funcionario de la agrupación lo describió como el “déspota del Bósforo” y demandó una disculpa.
Las autoridades alemanas retiraron la semana pasada el permiso para dos manifestaciones de ciudadanos turcos en el país, en la que ministros de ese país iban a instar a votar “Sí” en un referendo de abril para garantizarle a Erdogan nuevos poderes.
Berlín dijo que los actos fueron cancelados por cuestiones de seguridad. Por su parte, el ministro de Economía turco, Nihat Zeybekci, habló el domingo en actos en Leverkusen y Colonia.
LEÉR MÁS  México: video de mujer fantasma escandaliza al mundo entero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here