Gran Bretaña y la Unión Europa llegaron a un acuerdo para salir del Bréxit

Según la primera ministra británica, se trata del mejor pacto posible para salir del bloque económico.

La Unión Europea (UE) llegó a un acuerdo formal de divorcio con Gran Bretaña, el primer país en la historia en dejar el bloque de 28 naciones.

El acuerdo consiste en un retiro legalmente vinculante de más de 580 páginas, y una declaración política de 26 páginas para futuras relaciones.

La primera ministra británica, Theresa May, celebró el consenso alcanzado con los líderes de los países miembros de la UE y lo defendió al afirmar que lograron “el mejor acuerdo posible” para activar el Brexit en marzo del año que viene.

La líder británica aseguró que “no estaba triste por dejar” la UE y, por el contrario, se sentía “llena de optimismo” sobre el futuro del Reino Unido. “Nos vamos de la UE pero no de Europa”, expresó May.

Cuando le preguntaron por qué no llama a elecciones sobre el Brexit, May respondió que quiere que los diputados honren el resultado del referéndum de junio de 2016, cuando la mayoría de los británicos votaron salir de la UE.

La ministra volvió a descartar un segundo referéndum y argumentó que este fue el mejor acuerdo al que se pudo llegar, por eso, está concentrada en ganar el apoyo del Parlamento, donde el tema se discutirá en diciembre.

Los aspectos clave del acuerdo entre la UE y Gran Bretaña son los siguientes:

Retiro
El período de transición: Gran Bretaña dejará la UE el 29 de marzo, pero permanecerá dentro del mercado único del bloque y puede estar sujeto a sus normas hasta finales de diciembre de 2020, mientras ambas partes negocian una nueva relación comercial.

Frontera irlandesa: el acuerdo se compromete a que ambas partes lleguen a una cláusula de “salvaguarda” para garantizar que la frontera entre Irlanda, miembro de la UE, e Irlanda del Norte, que forma parte del Reino Unido, permanezca libre de aduanas u otras barreras.

Mantiene al Reino Unido en un acuerdo aduanero con la UE hasta que se sustituya por nuevos acuerdos comerciales permanentes. Ambas partes dicen que esperan tener un nuevo acuerdo para finess del 2020 para que la salvaguarda no sea necesaria.

LEÉR MÁS  Una hermosa filipina es la nueva Miss Universo

Ley de divorcio: Gran Bretaña acordó pagar unos 50.000 millones de dólares para cubrir las contribuciones a pensiones del personal y compromisos con programas de la UE que el Reino Unido hizo cuando era miembro.

Derechos de ciudadanos: los ciudadanos de la UE que viven en Gran Bretaña y los británicos en otras partes del bloque continuarán con sus derechos de residencia y laborales.

Declaración política
Ambas partes se comprometen a una “ambiciosa, extensa, profunda y flexible sociedad a lo largo de la cooperación económica y comercial, justicia criminal y policial, política exterior, seguridad y defensa, y áreas más extensas de cooperación”.

Sin embargo, muchos de los detalles sólo se solucionarán después de que Gran Bretaña deje el bloque

Comercio: Gran Bretaña y la UE buscan una relación económica “integral”, incluida una zona libre de impuestos. Habrá acuerdos comunes aduanales para ofrecer un comercio libre de aranceles.

El Reino Unido “considerará alinearse con las normas de la Unión en áreas relevantes” para asegurar una relación libre de fricción económica.

Sin embargo, el documento reconoce que la cercanía será limitada por la necesidad de la UE de proteger la integridad de su mercado único y el deseo de Gran Bretaña de una política comercial independiente.

Frontera irlandesa: Gran Bretaña y la UE se comprometen a reemplazar la salvaguarda con una solución permanente que “establezca acuerdos alternos para asegurar la ausencia de una frontera dura en la isla de Irlanda”. Esto podría incluir soluciones tecnológicas por el momento no desarrolladas.

Servicios financieros: ambas partes deberán analizar si pueden declarar los regímenes regulatorios del otro “equivalentes” para facilitar servicios financieros entre fronteras.

Deberán tener el objetivo de terminar sus evaluaciones para fines de junio del 2020.

Pesca: Uno de los temas más polémicos (quién tiene acceso a las aguas territoriales del Reino Unido y la UE) fue aplazado. La declaración sólo dice que ambas partes deberán “establecer un nuevo acuerdo de pesca”, en lo posible para el 1 de julio de 2020.

Seguridad: Ambas partes intentarán mantener una cooperación de cumplimiento de ley al mismo nivel que el de ahora “siempre y cuando sea técnica y legalmente posible”.

Deberá haber “intercambios de inteligencia e información confidencial oportunos entre los cuerpos relevantes de la Unión y las autoridades el Reino Unido”.

LEÉR MÁS  Theresa May le puso fecha a la votación por el Brexit

Viajes: Los ciudadanos del Reino Unido y la UE no necesitarán visas para viajes cortos.

Próximos pasos
Parlamento británico: el mayor obstáculo a la entrada en vigencia del acuerdo es la próxima votación en el Parlamento británico. Está prevista para antes de las fiestas de Navidad.

Theresa May enfrenta una dura batalla porque dentro de su Partido Conservador hay un grupo de legisladores descontentos que dicen que votarán en contra.

La líder del Partido Demócrata Unionista, que generalmente apoya al gobierno, se opone al acuerdo, como también los dirigentes de los opositores partidos Laborista y Demócrata Liberal.

May tratará de conseguir apoyo en las próximas semanas. Los líderes europeos afirman terminantemente que no harán mayores concesiones para ayudarla a obtener la aprobación parlamentaria.

Duras críticas de la oposición a la primera ministra
Los principales líderes opositores británicos criticaron ayer duramente el acuerdo que habilita la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) aprobado esta mañana en Bruselas por los 27 países miembros, luego de casi dos años de intensas negociaciones.

“Este es un mal negocio para el país. Es el resultado de un rotundo fracaso de negociación que nos deja en el peor de los mundos. Nos da menos poder de decisión sobre nuestro futuro y pone en riesgo el empleo y el nivel de vida”, criticó el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn.

El jefe laborista adelantó que su partido se opondrá la acuerdo en el Parlamento y trabajará para evitar una salida de la UE sin acuerdo. . Prometió, en cambio, buscar un plan alternativo y sensato que una al país.

A su vez, la principal ministra escocesa, Nicola Sturgeon, criticó el pedido de apoyo que lanzó ayer la premier británica Theresa May en una carta abierta y lo calificó como un intento “desesperado” para justificar un mal acuerdo.

Según Sturgeon, el Parlamento británico debería ahora considerar “mejores alternativas”, como quedarse en el actual mercado único y la actual unión aduanera. Por eso, le pidió a los legisladores que rechacen el acuerdo firmado hoy y argumentó que éste rompió las promesas hechas a la industria pesquera, por ejemplo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here