Gran Bretaña acusa a Alemania y Francia de frenar las negociaciones con la UE

El ministro británico del Brexit, David Davis, sugirió hoy que Francia y Alemania son los culpables de que el Reino Unido no pueda avanzar en las negociaciones comerciales con la Unión Europea (UE), mientras que el resto de los países miembro quieren seguir adelante.

Antes de comenzar una conferencia económica en Berlín, Davis sugirió en declaraciones a la emisora BBC Radio 4 que los dos países más poderosos de Europa estaban bloqueando las esperanzas del Reino Unido, respaldadas por otros estados de la UE, para comenzar las negociaciones comerciales.
“Muchos de ellos quieren seguir adelante. Países como Dinamarca, Holanda, Italia, España y Polonia pueden ver el gran beneficio del acuerdo del que estamos hablando para el futuro”, afirmó.
El funcionario británico reconoció también que la discusión con Bruselas seguía siendo difícil y recalcó que el Reino Unido se mantenía firme en sus planes de establecer una relación cercana con todos los miembros de la UE después del Brexit.
Davis advirtió a la UE que no ponga a “la política por encima de los progresos” en las negociaciones.
El ministro indicó que el Reino Unido había estado haciendo “todo lo posible” durante las negociaciones con la UE, mientras que Bruselas no estaba dispuesta a comprometerse y tampoco había correspondido a los intentos británicos de resolver cuestiones clave como los derechos de los ciudadanos.
El Reino Unido espera que en la cumbre de diciembre de la UE, los líderes finalmente
den luz verde a la discusión del acuerdo comercial que quiere alcanzar luego de abandonar la membresía en el mercado único europeo.
Sin embargo, la UE afirmó que las negociaciones sobre el Brexit no podrían pasar a la segunda fase a menos que Gran Bretaña aclare su posición con los ciudadanos europeos que viven en el Reino Unido una vez que el divorcio se haga efectivo en 2019.
Mientras que el principal negociador de la UE, Michel Barnier, estableció un plazo de dos semanas el viernes pasado para que el Reino Unido se comprometa a un mayor acuerdo financiero.
Hasta ahora, la UE se ha negado a discutir la “relación futura”, que incluye el comercio, diciendo que no se han logrado suficientes avances en cuestiones como el proyecto de ley financiera del Reino Unido.
Davis sugirió además que el Reino Unido estaría dispuesto a aceptar la jurisdicción del tribunal de justicia europeo en la primera fase de cualquier acuerdo de transición y, en un giro inesperado, habló de su disposición a dejar caer la polémica enmienda del gobierno al proyecto de ley de retirada de la UE que establecería una fecha para ello, que comenzó esta semana a ser debatida en la Cámara de los Comunes.
La enmienda propuesta por la líder del Ejecutivo británico para que el Reino Unido
abandone la UE el 29 de marzo de 2019 a las 11 de la noche, está siendo resistida por un grupo de diputados conservadores, quienes están dispuestos a votar en contra.
Ayer el diario conservador Daily Telegraph, bajo el título “Los amotinados del Brexit”, publicó en su portada las fotos de los 15 legisladores rebeldes y los acusó de querer votar junto al laborismo el bloqueo de la propuesta.
La magnitud de la rebelión podría obligar a May a abandonar el plan, anunciado hace solo seis días para calmar las tensiones con los conservadores pro-Brexit.
Las declaraciones de Davis se producen mientras la primera ministra, Theresa May, se prepara para reunirse con el presidente del Consejo de la UE, Donald Tusk, en una cumbre en Suecia.
Mientras tanto, el canciller irlandés, Simon Coveney, ha pedido al Reino Unido que le dé a Irlanda “más claridad” sobre sus propuestas para la frontera con Irlanda después del Brexit.
“Todos queremos avanzar a la fase dos de las negociaciones, pero no estamos en un lugar en este momento que nos permita hacer eso”, dijo Coveney en una sesión informativa en Dublín con el secretario de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson.
Coveney sugirió las negociaciones finales sobre la salida de Gran Bretaña y sus implicaciones para Irlanda podrían tardar hasta cinco años en resolverse.

LEÉR MÁS  Ex abogado de Trump, condenado a prisión por mentir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here