Fuego cruzado entre Israel y el Líbano en la frontera

El estado de tensión hace peligrar los acuerdos de alto el fuego firmados en 2006 entre ambos países.

Después de una semana de roces militares y cruces diplomáticos, la tensión explotó ayer definitivamente en la frontera entre Israel y Líbano cuando un comando del movimiento islamista Hezbollah atacó una posición del ejército israelí cerca de una ciudad fronteriza y éste respondió con más de cien misiles, algunos lanzados alrededor de dos pueblos.

“El ejército está respondiendo con fuego hacia los puntos de disparos y objetivos en el sur de Líbano”, informó un vocero militar israelí a través de Twitter y, poco después, el Ejército libanés confirmó que al menos 40 misiles israelíes golpearon su territorio, algunos cerca de los pueblos fronterizos de Yaraoun y Maroun al Ras.

LEÉR MÁS  EEUU comunica oficialmente que mató al hijo de Bin Laden, el sucesor de Al Qaeda

Unos minutos antes, tanto el ejército israelí como Hezbollah habían confirmado que un comando de esa milicia chiita –cuya rama política participa de la coalición de gobierno nacional en Beirut– había atacado con artillería antitanques una posición militar del lado israelí de la frontera.

Según el comunicado de Hezbollah difundido por Twitter, el comando logró destruir al menos un vehículo del ejército israelí.

El movimiento islamista no informó sobre víctimas. Sin embargo, ante las versiones periodísticas que hablaban de dos soldados heridos en la ciudad de Avivim, uno de los objetivos del ataque de Hezbollah, el primer ministro Benjamin Netanyahu afirmó. “No hay israelíes heridos. Ni siquiera un rasguño”, dijo en un video difundido por Twitter.

LEÉR MÁS  Los daños a la fauna son incalculables, en los incendios de Bolivia

Las imágenes que circulaban ayer en medios de la región y redes sociales mostraban zonas fronterizas completamente tomadas por humo e impactos de artillería en las afueras de la ciudad israelí de Avivim.

Estos incidentes ponen en peligro el alto el fuego vigente en la zona desde 2006, cuya garante es la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (Finul), que cuenta con 11.155 efectivos.

En medio de esta nueva escalada que ahora amenaza a Líbano, un país con una estabilidad política muy frágil, el primer ministro Saad Hariri llamó a los gobiernos de “Estados Unidos y Francia para pedirles que intervengan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here