Al término de la audiencia de cada miércoles, el papa Francisco se dirigió a los 30.000 asistentes y pidió rezar por la paz y por todos los secuestrados del mundo, al tiempo que recitó el Ave María, informó la agencia de noticias EFE.

Las monjas pertenecen al monasterio greco-ortodoxo de Santa Tecla en Maaloula (Siria), localidad donde todavía se habla arameo, la lengua de Jesús.

LEÉR MÁS  Las manchas del derrame en el Mar de China cubren 332 kilómetros cuadrados

Esta zona es escenario de choques entre las fuerzas del gobierno sirio y combatientes del Estado Islámico de Irak y del Levante (Siria) y del Frente al Nusra, ambos vinculados con Al Qaeda.

”Rezamos ahora por estas monjas, por estas hermanas y por todas las personas secuestradas a causa de un conflicto en curso. Continuemos rezando y a trabajar juntos por la paz. ¡Fiémonos de la Virgen!”, pidió el pontífice.

LEÉR MÁS  Ciudad del Cabo: el "día cero" en el que por primera vez una gran ciudad del mundo podría quedarse sin agua

Tras sus palabras, la plaza entera rezó junto al papa el Ave María, para invocar a ”María, Reina de la Paz”.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here