La selección del país anfitrión del Mundial 2026, que supone un procedimiento bastante largo, debería iniciar en breve para que la FIFA pueda nombrar al país ganador tras la votación final en 2017. La decisión de suspender el proceso es respuesta a las repetidas acusaciones de corrupción de los funcionarios del organismo regulador deportivo, asegura el canal Sky News.

El escándalo ha provocado ya la renuncia del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, pocos días después de que fuera reelegido por mayoría de los países miembros de este organismo para iniciar un quinto mandato.

Jerome Valcke: ”No soy responsable”

Valcke ha ofrecido también explicaciones en relación a las acusaciones dirigidas personalmente contra él que lo relacionan con una sospechosa transferencia por 10 millones de dólares a un responsable futbolístico con el fin presuntamente de conseguir que Sudáfrica acogiera el campeonato de 2010. El caso está siendo investigado actualmente por las autoridades de EE.UU.

El dinero provenía de Sudáfrica, admitió el secretario general de la FIFA. ”No fue el dinero de la FIFA”, aseguró Valcke. La transferencia a las cuentas bancarias controladas por Warner (uno de los protagonistas del escándalo) fue solicitada, dijo el dirigente, por ”las autoridades oficiales de Sudáfrica y su asociación de fútbol y de conformidad con las normas lo hicimos”.

”Han decidido ustedes que después de Blatter soy yo el que debe ser decapitado”, exclamó Valcke. ”Excelente, pero no soy responsable”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here