Feminicidios en América Latina: un girasol para Carla

La UE y las Naciones Unidas han anunciado en Nueva York un programa para combatir la violencia contra las mujeres en América Latina. Más de doce mujeres son asesinadas allí diariamente.

En el día del funeral, Mary Palacios sostiene un girasol en la mano. Esta era la flor favorita de su hija Carla Ayala Palacios, una policía de El Salvador. Carla desapareció sin dejar rastro el 28 de diciembre de 2017, después de una fiesta de Navidad en su trabajo.
Después de meses de búsqueda, sus restos se encontraron enterrados en el terreno de un colega. El presunto asesino se dio a la fuga en diciembre del año pasado. “Este caso nos recuerda que debemos intensificar nuestros esfuerzos, porque mientras haya un solo policía que crea que puede hacer lo que quiera con las mujeres, tenemos que seguir trabajando”, dijo el ministro de Justicia del país, Mauricio Ramírez Landaverde, durante el funeral de Carla Ayala. Las autoridades de El Salvador asumen que el asesinato de Carla Ayala fue un feminicidio.

Los feminicidios son un problema global
El feminicidio es el asesinato de un ser humano por ser mujer. El término feminicidio fue acuñado por primera vez en 1976 por la socióloga Diana Russel en el Tribunal sobre la Violencia contra las Mujeres, coorganizado por ella, en Bruselas. En su antología “Feminicidio: la política de la mujer asesinada”, publicada en 1992, ella explicó el término: Es un intento de controlar la vida, el cuerpo y/o la sexualidad de las mujeres. El castigo para aquellas que no se dejen someter, es la muerte.

Obviamente, este no es un problema específico de América Latina. Ya en 2013, la Secretaria General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, señaló que la violencia contra las mujeres es una realidad cotidiana que cobra vidas a diario y ocurre en todos los países, en todas las culturas. Pero en América Latina, las cifras disponibles son particularmente alarmantes.
Según ONU Mujeres, una agencia de las Naciones Unidas para la igualdad y el empoderamiento de las mujeres, 14 de los 25 países con mayor número de feminicidios en el mundo están en América Latina. Según Amnistía Internacional, “cada día mueren, en promedio, 12 latinoamericanas solo por el hecho de ser mujeres”.
La Unión Europea (UE) y las Naciones Unidas anunciaron ahora un aporte económico de 50 millones de euros a la lucha contra los asesinatos de mujeres en América Latina. La Iniciativa Spotlight tiene como objetivo financiar programas en Argentina, El Salvador, Guatemala, Honduras y México para ayudar a las mujeres a llevar una vida sin violencia.
“Haremos todos los esfuerzos necesarios en el área de la educación, la sensibilización, la prevención y la justicia para garantizar que las mujeres y las niñas nunca vuelvan a tener miedo en América Latina, en Europa y en todo el mundo”, dijo la jefa de política exterior de la UE, Federica Mogherini, al anunciar dicho programa en Nueva York.
Para Carla Ayala, estas ayudas llegan demasiado tarde. Su funeral, el 22 de septiembre, estuvo acompañado por una concentración masiva de fuerzas policiales, discursos de políticos y salvas. Finalmente, Mary Palacios colocó un girasol en el ataúd de su hija. Lo único que espera es que el asesinato de Carla no quede impune, como ha sucedido tantas veces.

LEÉR MÁS  Conmoción por el hallazgo de un "niño vampiro"

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here