El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró hoy que “lo que está pasando en Venezuela es dramático” y consideró que el país presidido por Nicolás Maduro “está muy cerca de una crisis humanitaria, porque faltan alimentos y medicamentos”.

El funcionario nacional cuestionó, además, “la hipocresía” de sectores políticos que mantuvieron “un silencio cómplice” sobre la situación de Venezuela. “La Argentina va a mantener una condena dura contra lo que está pasando y va a seguir trabajando con todos los países de la región para acompañar al pueblo venezolano, diciéndoles que no están solos”, afirmó Peña.

En declaraciones a la prensa en Tucumán, donde participó de una cena de recaudación de fondos para la campaña de Cambiemos, el funcionario afirmó que hay sectores que muestran “un apoyo al gobierno de Maduro, demostrando un doble estándar en la defensa de los derechos humanos”.

Peña lamentó “ver cómo un país va cayendo en una lógica dictatorial, de avasallamiento de los derechos humanos, de las libertades y una degradación muy profunda”. EL jefe de Gabinete sostuvo que “están viniendo muchos venezolanos a la Argentina” y afirmó: “Nosotros venimos diciendo desde hace tiempo que íbamos rumbo a eso”. Peña aseguró, en tanto, que en 2015 hubo una “extorsión moral, económica a los votantes, sobre todo a los más humildes, a quienes se les decía: guarda que si los votás vas a perder el plan, estos vienen por vos”.

Ante eso, “la gente, con mucho orgullo, se plantó y puso la boleta que tenía que poner” en las urnas. “Hoy recorremos el país y vemos esa esperanza que está ahí, que la gente sabe que está difícil, pero que no les cree más a los que le plantean soluciones mágicas”, subrayó el jefe de ministros. Además, agregó: “Estamos absolutamente seguros, de que los argentinos van a ratificar el cambio y van a sorprender; nosotros estamos muy confiados en ese sentido de que vamos a tener una linda sorpresa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here