El analista financiero Ígor Nikoláyev escribió en ‘Rossíiskaya Gazeta’ que si algún país buscara derrumbar a la moneda estadounidense, una de las opciones sería deshacerse de una gran cantidad de valores estadounidenses, una medida que afectaría la tasa de cambio del dólar.

Otra variante sería un gran y grave conflicto militar, como por ejemplo el de Yemen y Arabia Saudita.

LEÉR MÁS  Las manchas del derrame en el Mar de China cubren 332 kilómetros cuadrados

Asimismo, el debilitamiento del dólar conllevaría la formación de un banco de cobros y pagos internacionales entre algunos países que vinculen sus economías sin participación del dólar.

Una merma en la demanda de las mercancías de Estados Unidos también afectaría al dólar, si no fuera por el alto grado de diversificación de las exportaciones estadounidenses y la gran demanda interior.

LEÉR MÁS  Crítica de la Iglesia a los medios argentinos por la cobertura de la visita del Papa a Chile

Además, los economistas mencionan otro factor. La política de la Fed de EE.UU., en particular un alza de la tasa de interés, puede dar un golpe fuerte al dólar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here