En una cancha de fútbol 5 del club Olimpia de la capital entrerriana, Morales se llevó la victoria y fue el máximo artillero en el partido en el que su equipo vistió la camiseta de la selección de Bolivia y Urribarri hizo lo propio en un combinado con la casaca argentina.

Morales despuntó su pasión por el fútbol, e incluso se dio el gusto de ser el goleador con los cuatro tantos que marcó para que su equipo se impusiera por 10 goles a 6.

LEÉR MÁS  Abogados de EE.UU. asesoran a empresas involucradas en el “Notebook scandal”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here