Ante las grandes proporciones que tomó un incendio forestal, las autoridades de la ciudad de Fort McMurray, en el oeste de Canadá , odenaron la evacuación completa de la localidad, de unos 70.000 habitantes, informó la emisora CBC en la noche del martes.
Las llamas, en efecto, ya destruyeron varias casas y también tuvo que ser evacuado el único hospital en la ciudad, situada en la provincia de Alberta.
En las labores de extinción participan nueve aviones, unos 12 helicópteros y alrededor de 100 bomberos. ”Fort McMurray ha quedado atrapada por las llamas”, dijo el jefe del cuerpo de bomberos local, Darby Allen, añadiendo que los 30 grados de temperatura y las condiciones secas del ambiente, así como los fuertes vientos, han desatado ”un infierno”.
El incendio se inició el pasado fin de semana al suroeste de la ciudad, pero durante el martes, un viento fuerte llevó las llamas a Fort McMurray.
La provincia de Alberta había registrado en 2015 la peor sequía en 50 años y desde la semana pasada es azotada por una ola de calor. Las autoridades temen que la situación empeore aún más a causa del viento, informó CBC.
LEÉR MÁS  Su hijo tiene cáncer e intentó vender su otra hija para pagar el tratamiento

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here