No obstante, en algunas comunidades como Cataluña, Madrid, País Vasco y Navarra, la participación sube unas décimas.

En cuanto a las elecciones regionales, la afluencia a las urnas varía entre las distintas comunidades autónomas que acuden a las urnas.

En el caso de Madrid, por ejemplo, se produce un aumento del 0,5% de la participación al situarse en el 25,65% frente al 24,81% de hace cuatro años; mientras en Valencia habían votado el 42,18%, una cifra similar a la de 2011, que fue del 42,76%.

Más de 35 millones de personas acuden hoy a las urnas en España en unos comicios municipales y autonómicos que las encuestas anticipan como que podrán fin al bipartidismo consolidado tras el retorno de la democracia hace cuatro décadas, y abrirán un escenario de incertidumbre para el gobierno de Mariano Rajoy de cara a las generales de fin de año.

Las elecciones definirán las alcaldías de los 8.122 municipios españoles y las presidencias de trece de las 17 comunidades autónomas.

Los más de 23.000 colegios electorales abrieron con total normalidad a las 9 hora local (4 de Argentina) y cerrarán a las 20 horas, indicaron en conferencia de prensa la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, y el subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera.

LEÉR MÁS  Cómo obtener las entradas para las misas del Papa en Chile

Para la fuerzas emergentes Podemos y Ciudadanos serán un ensayo para probar su estrategia y posicionarse en la carrera a La Moncloa.

Por su parte, el gobernante Partido Popular (PP) del presidente español, Mariano Rajoy, se prepara para recibir un castigo en las urnas tras años de recortes y escándalos de corrupción; mientras el Partido Socialista (PSOE) de Pedro Sánchez busca recuperar terreno para tener chances en las generales.

Tras casi 40 años de bipartidismo del PP y el PSOE, las encuestas pronostican el fin del bipartidismo y un nuevo escenario en el que las fuerzas mayoritarias se verán obligadas a llegar a acuerdos con las emergentes para gobernar.

Los principales líderes políticos españoles, que no son candidatos, se implicaron al máximo en la campaña y ya han votado, animando a los ciudadanos a ejercer su derecho.

”Que cada uno vote lo que estime oportuno”, afirmó Rajoy, quien deseó que la jornada se desarrolle ”sin problemas”, luego de acudir a votar acompañado de su esposa, Elvira Fernández, en el colegio madrileño de Bernadette de Aravaca. El presidente fue recibido entre aplausos y también abucheos y gritos de ”fuera, fuera”.

LEÉR MÁS  Se suicidó un legislador acusado de abuso sexual en EEUU

”Esta noche empieza a cambiar España”, dijo por su parte Pablo Iglesias, al votar en un colegio de Vallecas, Madrid, donde también subrayó que los ciudadanos ”vuelven a ser los protagonistas del cambio”.

En la misma línea, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, instó a los españoles a votar para cambiar las cosas: ”Tenemos el poder en nuestras manos”, dijo al sufragar en un colegio del céntrico barrio del Eixample de Barcelona. Tampoco los nuevos políticos como él se salvaron de las críticas, ya que una mujer lo increpó al grito de ”facha, mentiroso”.

En tanto, el máximo dirigente del PSOE, Pedro Sánchez, también destacó ”la enorme oportunidad” que tienen los ciudadanos de ”cambiar las cosas” con su voto en las urnas, al sufragar en Pozuelo de Alarcón, Madrid.

De acuerdo con los sondeos, el PP perdería su mayoría absoluta en todas las comunidades menos una Castilla y León, mientras el PSOE mantendría su único bastión, Asturias, y podría recuperar el poder en otras dos comunidades si llega a acuerdos con Podemos o Ciudadanos.

LEÉR MÁS  Develan quién es comprador de la pintura más cara del mundo

El PP también corre el riesgo de perder alcaldías claves como Madrid, su mayor reducto de poder, mientras que en Barcelona una iniciativa apoyada por Podemos está en condiciones de disputarle el gobierno a los nacionalistas de Convergencia i Unió (CiU).

Así, Podemos tiene la oportunidad de entrar en las dos emblemáticas ciudades españolas.

De hecho, un triunfo de Barcelona en Comú, la candidatura liderada por la activista Ada Colau, sería un trampolín para

Podemos, que aspira a ocupar el espacio ”socialdemócrata” que históricamente pertenece al PSOE. ”Los que nunca hemos ganado podemos ganar”, aseguró Colau al cierre de la campaña.

Tras los comicios, aunque el PP gane en número de votos, se producirá un cambio en la forma de gobernar y las eventuales alianzas postelectorales marcarán el camino de lo que puede ocurrir con las elecciones generales de fin de año.

Los expertos afirman que el voto joven está muy movilizado y marcará el resultado, que dependerá de los indecisos, en torno al 30%.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here