Al menos 547 niños del coro de la catedral de Ratisbona fueron víctimas de abusos físicos y sexuales entre 1945 y años 90, revela el informe final que investigó un escándalo que salpicó al hermano del papa Benedicto XVI.

Según indicó el abogado Ulrich Weber, encargado de arrojar luz sobre lo ocurrido, la violencia fue infligida, sobre todo, a los estudiantes de tercero y cuarto de primaria de los conocidos en Alemania como “Regensburger Domspatzen” (Los gorriones de la catedral de Ratisbona).

“Los afectados describieron sus años escolares como una prisión, como un infierno y como un campo de concentración. Muchos se referían a esos años como la peor época de su vida, caracterizada por el miedo, la violencia y el desamparo”, señaló el letrado.

El hermano del papa Benedicto XVI fue el director de coro durante la época de los abusos.
Las víctimas de abusos del coro de la catedral de Ratisbona serán indemnizadas ahora con hasta 20.000 euros (23.000 dólares).

El escándalo generó gran interés a nivel internacional cuando salió a la luz debido a que el hermano del papa Benedicto XVI, Georg Ratzinger, fue director de la coral durante treinta años, concretamente entre 1964 y 1994.

“Si hubiera conocido los excesos de violencia que se estaban utilizando, habría hecho algo. Pido perdón a las víctimas. Al principio, yo también daba bofetadas, pero siempre tuve mala conciencia”, dijo Georg Ratzinger en una entrevista concedida en 2010 a la prensa alemana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here