”Los alimentos fermentados como la cerveza, el vino y el pan están hechos con cepas poliploides de levadura, lo que significa que contienen múltiples copias de genes en el genoma. Hasta ahora, fue muy difícil hacer la ingeniería genética para modificar esas cepas, ya que al alterar un gen en una copia del genoma, otra copia sin modificación corregiría el que había sido cambiado”, explicó Yong-Su Jin, principal investigador en el Instituto de Biociencias de la Energía, según informa ABC.

LEÉR MÁS  El dramático relato de un sobreviviente del submarino Pacocha: "Nos faltaba el oxígeno, era el infierno debajo del mar"

Para ello el equipo de expertos utilizó una enzima para hacer ingeniería metabólica de lo más precisas en las cepas de Saccharomyces cerevisiae, de la más utilizado en la industria del vino y la cerveza.

Y si bien en algunas oportunidades las bebidas alcohólicas hacen mal, muchas tienen propiedades muy buenas y por eso los científicos quieren crear esta ”cura”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here