”Advertencia, esto les va a pasar a todos los asaltantes, rateros de casahabitación y de transeúntes, así como secuestradores, violadores y extorsionadores”, indicaban los mensajes. Los fallecidos tenían entre 25 y 40 años; algunos tenían tatuajes, según la Agencia Esquema. Supuestamente se dedicaban a limpiar parabrisas de autos y a pedir dinero en las calles de la ciudad.

Un comando irrumpió en una cantina y asesinó a siete hombres, dos de ellos policías federales, en Ciudad Altamirano, municipio de Pungarabato, en la región de Tierra Caliente, en Guerrero.

El ataque registrado también dejó heridas a 6 personas más: 3 agentes federales, 2 soldados y 1 civil, indican reportes oficiales.

De acuerdo con los informes, al menos 2 hombres que portaban armas largas ingresaron a la cantina Las Vegas, ubicada atrás de la sede del ayuntamiento, y abrieron fuego en contra de las personas que ahí se encontraban.

En el lugar de la agresión estaban policías federales y soldados vestidos de civil porque era su día de descanso, quienes al parecer eran el blanco del ataque armado, detallan los reportes.

LEÉR MÁS  Un avión turco con 162 pasajeros a bordo cayó por un acantilado

Las autoridades locales informaron que de los 7 muertos, 2 eran agentes federales y 5 civiles.

Los uniformados asesinados fueron identificados como Edwin López Casanova y Héctor Escribano.

Mientras que de los 6 heridos, 3 eran federales identificados como José Benito Velázquez, José Fernando Aparicio Alcántara y Samuel Nieto.

También 2 soldados adscriptos al 40 Batallón de Infantería, quienes se retiraron del lugar sin permitir ser atendidos por paramédicos.

No hace ni una semana que unos sicarios entraron a sangre y fuego en Las Nenas, un antro de Acapulco y asesinaron a 10 clientes.

Esta vez los asaltantes entraron al local y sin mediar palabra abrieron fuego contra los agentes, que pese a que iban armados no les dio tiempo a desenfundar. El comando lanzó varias ráfagas de balas con armas de asalto y se fue a toda prisa a bordo de varias camionetas.

LEÉR MÁS  EE.UU: Liberan a 12 hermanos encadenados y hambreados por sus padres

En las sillas

El suceso más macabro corresponde al de 7 hombres, entre ellos 1 menor de edad, que fueron ejecutados con 1 tiro de gracia y sus cuerpos fueron colocados en sillas de plástico dejadas en mitad la glorieta de una avenida de la ciudad de Uruapan, en Michoacán, durante la madrugada del sábado 23/03.

Los asesinos taparon los cuerpos con cobijas y cartulinas en las que el había escrito mensajes para las autoridades. Algunos tenían las notas clavadas con picahielos en el pecho. Las víctimas oscilan ente los 25 y 35 años de edad, y se dedicaban a pedir limosna y limpiar los parabrisas de los coches que cruzaban esa misma zona, según recoge la prensa local.

Los chicos, que estaban atados de pies y manos, habían sido ejecutados allí mismo. Los policías recogieron los casquillos que había en los alrededores. Los primeros en toparse con los cadáveres fueron los conductores que a las 4:00 cruzaban la avenida y echaban mano al celular para llamar horrorizados al teléfono de emergencias.

LEÉR MÁS  Al menos 20 muertos y 60 heridos provocó un combate en aeropuerto de Libia

Desafío

La guerra contra el crimen organizado que emprendió el anterior gobierno mexicano, de Felipe Calderón, hace años ha dejado más de 70.000 muertos. Los 3 primeros meses como presidente de Enrique Peña Nieto se llenaron igualmente de plomo: más de 3.100 muertos.

Acabar con oleadas de violencia como la de este fin de semana es el principal objetivo de Peña Nieto, quien sabe que la seguridad es una de las principales preocupaciones de los mexicanos.

El Presidente promulgó nada más llegar una ley de víctimas, los grandes olvidados en todo este asunto, y regionalizó la lucha contra el crimen organizado para acabar con el disparatado índice de asesinatos, secuestros y extorsiones que azota al país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here