A dos días del tiroteo ocurrido en una escuela de Texas, en Estados Unidos, hecho que provocó diez muertes y varias personas heridas, comienzan a trascender escalofriantes detalles de cómo el autor concibió el plan para concretar el sangriento hecho. En su primera aparición ante un tribunal, el menor identificado como Dimitrios Pagourtzis reconoció la autoría de la masacre y dijo que su plan era suicidarse tras la matanza, pero finalmente no tuvo “coraje” para hacerlo.

LEÉR MÁS  Mega Star Enterprises: la offshore vinculada a Messi

Para concretar la masacre, Pagourtzis, un estudiante de 17 años, ingresó este viernes a una secundaria en Santa Fe, en el sureste de Texas, y abrió fuego con una escopeta y una pistola de su padre. El trágico saldo: nueve alumnos y un docente muertos y otras 13 personas heridas.

Además, según fuentes judiciales, admitió que evitó disparar a las personas que le caían “bien”, para que después ellos pudieran “contar la historia”.

LEÉR MÁS  Un grupo de 50 argentinos terminó a las piñas en Rusia

Tras esta vista, Pagourtzis fue llevado de nuevo a su celda en la prisión de Galveston (Texas), en la que se encuentra aislado a la espera de continuar con un proceso judicial que le expone potencialmente a una condena a cadena perpetua o la pena de muerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here