El sector privado de EE.UU. vive un ‘boom’ de empleos: se generaron 298.000 puestos de trabajo durante el pasado mes de febrero, el primer mes completo del mandato presidencial de Donald Trump, según un informe de ADP, una consultora global de recursos humanos.
Esta cifra, que superó las expectativas de los economistas en más de 100.000, representa un aumento de 37.000 empleos respecto al mes anterior y de 43.000 en un año, así como la mejor evolución del empleo privado desde abril de 2014, de acuerdo con el reporte de ADP.
Los sectores que más empleos crearon en EE.UU., según CNBC, fueron la construcción, con 66.000 puestos de trabajo, y el sector de la manufactura, con 32.000.
Como indican expertos, este aumento representa una buena señal para el presidente Trump, y reivindica su agenda de nacionalismo económico y su promesa de revertir los efectos de la globalización al traer puestos de trabajo de vuelta a casa.
Además, estos números son significativos porque muestran que Estados Unidos se vuelve menos dependiente de los empleos del sector de servicios, ya que Trump trata de proporcionar nuevos incentivos para que las empresas contraten más trabajadores de la construcción y de la manufactura.
LEÉR MÁS  Trump piensa volver a enviar astronautas a la Luna y después a Marte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here